sábado, 4 de febrero de 2023

PRECIOS Y SALARIOS

Luis Britto García

“El precio real de cualquier cosa”, afirma el muy liberal Adam Smith en La riqueza de las Naciones, “lo que en realidad cualquier cosa cuesta a quien quiere adquirirla, es el trabajo y las dificultades de obtenerla”. Luego, “el trabajo fue el primer precio –el  primer dinero de compra pagado por todo”.

El también liberal David Ricardo añade que “el trabajo es el fundamento de todo valor, y es la cantidad relativa de trabajo la que determina el valor relativo de los bienes económicos”. Según él, la renta de la tierra, la del capital y la del trabajo son todas en realidad rentas del trabajo, pues las dos primeras no existirían sin este último.

El valor de un bien económico  equivale al trabajo invertido para producirlo. Lo que los empresarios venden como mercancía o servicios no son más que agregados de trabajo humano, a cuyo costo añaden un sobreprecio que representa su  beneficio o plusvalía.

El trabajo, por tanto, es el hecho central del proceso económico. Lo lógico, equitativo y justo sería que el trabajador recibiera íntegramente el valor que su trabajo crea.

En el capitalismo, todas las estructuras están orientadas a extraer del trabajador la máxima cantidad de trabajo remunerándolo con el mínimo salario posible.

En Venezuela esta contradicción se  agudiza hasta acercarse al punto de ruptura.

Excusa para tal contraste es la hiperinflación, que desde el 2007 al 2021 ha dividido el valor del bolívar  por una magnitud de catorce ceros, reduciéndolo  más de 100 billones de veces, o sea 10 a la potencia de 14.

La economía es una narrativa, y  como tal está tejida con retóricas. Decir que el valor del bolívar ha bajado más de 100 billones de veces es disimular que en realidad los precios han subido en la misma magnitud.

En relación con los precios los capitalistas justifican su actividad y los gobiernos su inactividad pretendiendo que son algo así como espíritus o fuerzas de la naturaleza, independientes del control humano. Los precios “se liberan” por sí solos: nadie puede hacer nada.

La verdad es otra.  Los precios se disparan 100 billones de veces sin que existan previas y equiparables elevaciones en los costos de la materia prima y del trabajo, porque un sicario lo ordena en una página web extranjera, los empresarios cómplices lo obedecen unánimemente y ni autoridades ni sindicatos lo impiden.

Ni siquiera el gobierno, al cual sin embargo la Constitución en sus artículos 84, 85, 87, 88, 91, 92, 96, 98, 147 y 236,  y el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Precios Justos atribuyen claras, explícitas y obligatorias competencias para fijar y controlar precios  y sancionar usureros, especuladores, remarcadores e infractores.


Del incumplimiento resulta que los trabajadores caen bajo el nivel de la pobreza, que la ONU adjudica a quien gana menos de dos dólares diarios. En el momento en que escribo el salario mínimo es de 130 bolívares, lo que según la tasa de cambio del BCV equivale sólo a 6,33 dólares mensuales o sea unos 21 céntimos de dólar diarios en una economía de precios dolarizados.

Mientras tanto, a comienzos de 2023 los salarios diarios en Haití son de  6,85 US$ para los textileros y 7.70 US$ para empleados de supermercados, de servicios y maestros (wissinfo.ch/spa/haití-crisis_el-gobierno-de-haití-sube-el-salario-mínimo-tras-una-serie-de-protestas/47365714). El salario mínimo mensual de un venezolano equivale entonces al que gana en un día el pauperizado trabajador haitiano.

Es justo señalar que el trabajador venezolano disfruta de educación, atención a la salud y a veces vivienda gratuita, de diversos bonos y de alimentos subsidiados de los CLAP. Pero con  sus 21 céntimos de dólar diarios puede adquirir menos de la décima parte de una canasta básica que para mayo del 2022 CENDA calculaba en US$ 670,16 al cambio oficial de la época, y que desde entonces seguramente se ha encarecido. Vale decir, para costear el consumo básico de un mes debe trabajar por lo menos diez meses. (http://cenda.org.ve/fotos_not/pdf/RESUMEN%20EJECUTIVO%20CBT%20MAYO%20%202022%20WEB.pdf),

Un sistema económico que sólo adjudica al trabajador que lo mantiene funcionando el 1% de lo  que éste necesita para vivir es un sistema fallido.

Recordemos lo que dice el liberal Adam Smith, en cuyo nombre quienes no se lo han leído perpetran tantas atrocidades: “Seguramente ninguna sociedad puede ser floreciente ni feliz, cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y miserables. No es más que equidad, entonces, el que aquellos que alimentan, visten y alojan a la totalidad del pueblo, deban tener una porción de lo que su propio trabajo produce como para estar tolerablemente alojados y alimentados ellos mismos”.

Economía que no remunera el trabajo es como máquina que cree que puede prescindir del combustible. Por inercia seguirá moviéndose un tiempo limitado, pero al final se paralizará.

Antes de eso, advendrán efectos colaterales como  crecimiento de la desigualdad y la marginalidad, emigración excesiva,  delincuencia, corrupción, narcotráfico, trata de personas, compraventa de órganos, multiplicación de juegos de azar, bingos, garitos y casinos,  y otras lacras sociales que avergüenza sólo pensarlas.

En una economía en donde se indexan   los precios de todos  los bienes resulta contradictorio que se no ajusten proporcionalmente los salarios de los trabajadores que los producen. 



Los enemigos de los trabajadores, aparte de insultar a todos los que defienden justas remuneraciones,   argumentan que incrementar  sueldos sería crear dinero inorgánico ¿Pero por qué no es inorgánico el dinero generado para cubrir  aumentos de precios de 100 billones de veces en alimentos, bienes de consumo, medicinas, transportes, combustibles, créditos bancarios,  tasas, tarifas y servicios públicos, y sí lo sería el que paga el trabajo que  crea o suministra esos bienes?

Añaden que no hay dinero. Pero en su mensaje anual el Presidente Nicolás Maduro informó que la economía había crecido un 17,73% en 2022 ¿Sería inadmisible que tocara algo de ese aumento a quienes con su labor lo crearon?

También aducen que hay que esperar  sesudas deliberaciones entre Fedecámaras y la Organización Internacional del Trabajo antes de decretar aumentos, pero ¿Quién eligió e esos señores atribuyéndoles competencias para fijar sueldos en Venezuela? ¿Y si les parece justo un salario de 21 céntimos de dólar diarios, por qué no dan el ejemplo adoptándolo  como único ingreso para ellos mismos?

El sacrificio que se impone a otros siempre parece liviano.

Se podría refutar esas memeces recordando que, según John Maynard Keynes, el aumento del gasto tiene efecto multiplicador, pues fortalece la demanda, la cual a su vez estimula la producción, dinamizando un incremento del empleo, el consumo  y  la remuneración que disparan el auge económico. Con esa fórmula el capitalismo resurgió varias veces el pasado siglo del pantano de la crisis en donde lo había sumido su estúpida avaricia.

Pero el argumento decisivo en el debate bien podría ser político.  Los mismos empresarios que incrementan desorbitadamente  precios los utilizan para movilizar a sus víctimas contra el gobierno que tarda en mejorar sus remuneraciones.

En la  Mega Elección de 2021,  el PSUV y el Gran Polo Patriótico lograron algo menos de 4 millones de votos, cifra que los desunidos  partidos opositores habrían superado por unos 700.000 sufragios. Un ajuste humano de  salarios bien podría recuperar para el Bolivarianismo la mayoría absoluta. Que así sea.




TEXTO/FOTOS: LUIS BRITTO.


sábado, 28 de enero de 2023

CIEN AÑOS DE LA URSS (II)

 

Luis Britto García 

7

En los despectivos diagnósticos sobre la Unión Soviética poco se citan sus aportes a la cultura y la estética. Toda verdadera Revolución crea un arte revolucionario. Las vanguardias soviéticas inauguran la contemporaneidad. Sus constructivistas inventan el abstraccionismo, la nueva arquitectura funcional, el moblaje sin adornos inútiles, indumentarias cómodas y audaces. Sus diseñadores reinventan el arte gráfico, plasman carteles políticos que son alaridos visuales.  Sus cineastas desarrollan el lenguaje del cinematógrafo como obra de arte. Sus músicos componen sinfonías que utilizan las posibilidades percutivas de los instrumentos, algunas a ser interpretadas con los estruendos de maquinarias industriales. Sus poetas prescinden de la rima y vociferan poemas agresivos como manifiestos. En algún momento el arte oficial retornará a un realismo socialista lírico o una figuración irónica que la crítica occidental desdeñará para luego exaltarla cuando sus artistas la reciclen como  Pop o hiperrealismo. Casi no hay audacia estilística del siglo XX que no  deba algo a las primeras décadas de la Revolución.


8

La Unión Soviética es la verdadera triunfadora de la Segunda Guerra Mundial, al costo de unos 27 millones de vidas y de la descomunal devastación de lo logrado en un cuarto de siglo. Los Aliados la dejan combatir casi sola contra el fascismo antes de desembarcar el primer soldado en la Europa continental a mediados de 1944. Son los soviéticos quienes izan la bandera roja sobre Berlín. Desde entonces los Aliados inician contra ella la Guerra Fría, que la fuerza a dilapidar en la carrera armamentista parte significativa de su producción y a reforzar e intensificar sus mecanismos de seguridad. 

9



Las revoluciones brotan en el espacio que les abre la pugna entre  potencias preexistentes. La soviética surgió del resquicio abierto por la lucha entre los imperios inglés, francés, estadounidense y alemán. Pero, una vez instalada, la contienda de las potencias occidentales contra ella liberó espacios para el surgimiento de nuevas revoluciones: la yugoslava, la china, la coreana, la vietnamita, la afgana, la camboyana, la cubana. Su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU impidió o estorbó muchas de las peores tropelías estadounidenses; su apoyo facilitó la descolonización de muchos países y los ayudó a mantener su independencia. La Unión Soviética sirvió de contrapeso internacional a unos Estados Unidos que de no ser por ella habrían esclavizado el planeta. Su  presencia garantizó el equilibrio del mundo. Su ejemplo sirvió de inspiración en la lucha por un futuro igualitario, pacífico, socialista, humano.

10

 

¿Por qué se desintegró un país que había obtenido tales logros? La disolución de la Unión Soviética se forzó contra la voluntad de su pueblo. En marzo de 1991 el 77,8% de los votantes se pronunció en referendo a favor de su preservación. Su  inmolación Soviéticano fue obra del comunismo, sino del neoliberalismo forzado el mismo año por el Presidente de Rusia Boris Yeltsin mediante un golpe de Estado en el cual derruyó a cañonazos la Duma -el Poder Legislativo que lo había elegido-  ametralló entre doscientos y dos mil ciudadanos que protestaban contra sus medidas capitalistas,  ilegalizó al Partido Comunista, y a sangre y fuego  impuso la economía de mercado.

11

Una Revolución es una guerra a la vez interna y externa, y no hay guerra sin víctimas. Sus enemigos atribuyen al poder soviético la creación de drásticos aparatos represivos que habrían causado enormes cifras de víctimas, en magnitudes  fantasiosas y no verificadas. El libro de Domenico Losurdo  Stalin: análisis y crítica de una Leyenda  Negra (2011) reduce los cálculos a una perspectiva realista. Lo cierto es que si una camarilla de enemigos del socialismo pudo penetrar los mandos soviéticos y destruirlos contra la voluntad del pueblo, tales aparatos o no funcionaban, o estaban de vacaciones, o no reprimían.  

12

El horror económico inherente a todo ajuste neoliberal no se hizo esperar. Las empresas y fábricas creadas por el pueblo fueron privatizadas en baratillo a precios irrisorios. El PIB cayó un 19%; el nivel de vida 49%; la producción industrial 46%; las inversiones 25%; la deuda pública y la pobreza aumentaron un 11% y un 40% respectivamente.  (https://www.elviejotopo.com/topoexpress/la-verdad-sobre-la-guerra-ruso-ucraniana/). Los trabajadores perdieron derechos y empleos, los jubilados sus pensiones, casi todos  quedaron sin asistencia médica gratuita. La  pobreza creció del 3% en 1988 al 32% en 1994; el alcoholismo, la drogadicción, la delincuencia organizada y los suicidios se incrementaron vertiginosamente.  La esperanza de vida cayó al nivel histórico más bajo en tiempos de paz;  ocurrieron más de 4 millones de muertes prematuras («The effect of rapid privatisation on mortality in mono-industrial towns in post-Soviet Russia: a retrospective cohort study»The Lancet Public Health. 1 de mayo de 2017). La segunda potencia del mundo perdió la tercera parte de su territorio sin disparar un tiro, y descendió a juguete de mafias criminales y especuladores, fraccionada, atropellada, humillada.

13

 ¿Cómo consintió tal degradación el pueblo que salvó al género humano del fascismo? Un sistema persistentemente agredido tiende a defenderse adoptando estructuras verticales y concentrando la toma y ejecución de decisiones. La autocracia zarista había inculcado una tradición de la obediencia que facilitó  este proceso. La Revolución surgió del partido de cuadros, un ejército político de profesionales de la insurrección sometidos a la disdiplina del centralismo democrático. Parecería que estas prácticas a la larga crearon una clase de administradores privilegiados que fueron omitiendo cada vez más la participación popular. Esta es una tendencia generalizada en el sistema  industrial, tanto el socialista como el capitalista. Sucesivamente la denunciaron autores como León Trotsky en La Revolución traicionada (1936), James Burnham en La Revolución de los Directivos (1941), Milovan Djilas en La Nueva Clase (1957),  Michael Voslensky  en La nomenklatura: los privilegios en la URSS (1984). En todo el mundo, el complejo manejo  real de la economía y del poder estaría pasando progresivamente de propietarios o pueblos a un cerrado estamento de administradores que tomaría las decisiones fundamentales y las orientaría hacia el propio beneficio. En la Unión Soviética parte del Partido Comunista  se habría convertido en clase política privilegiada  cuyos miembros renegaron del ideal  socialista y  decidieron pasar de administradores públicos a propietarios privados. Nunca falta el oportunista dispuesto a todo por  una migaja de poder,  incluso a fingirse socialista o pretenderse revolucionario.  La obediencia, la disciplina y el alejamiento de la participación política  inculcadas ancestralmente al pueblo le impidieron defenderse masiva y organizadamente de esta traición. Así nos dejó la tarea de crear una nueva Unión, más perfecta y esta vez indestructible.



 TEXTO/FOTOS: LUIS BRITTO

sábado, 21 de enero de 2023

CIEN AÑOS DE LA URSS

 


Y allá, en la esteparia lontananza
La Unión Soviética alza su puño de esperanza

¡Camarada, salud!

Aquiles Nazoa

1

Hace ya treinta años, Aníbal Nazoa escribía: “Pronto el mundo comprenderá la inmensa tragedia que significa la disolución de la Unión Soviética”.  Toda la leña que  imperios y  agencias noticiosas han hecho del árbol caído no basta para que se lo olvide. Esa tragedia no concluye ni sus heridas se cierran. Intentemos un balance precario y quizá provisional.

2

El 7 de noviembre de 1917 el partido bolchevique, que apenas contaría con más de 15.000 miembros,  proclama el primer Estado socialista  en el más extenso de los países del mundo: lo que quedaba del retrógrado, oligárquico y desarticulado imperio zarista, tiranizado desde 1613 por la dinastía Romanov. Para demostrar que las revoluciones no son posibles, los países reaccionarios hacen lo imposible. Declarar una Revolución es enfrentar una contrarrevolución interna y una guerra externa acompañada de bloqueo. Así sucedió históricamente incluso contra las revoluciones burguesas de Inglaterra y de Francia. Así ocurrió también con la Revolución Soviética. Desde el primer día de la toma del poder catorce potencias imperiales le declararon la guerra. Estados Unidos la invadió por Alaska,  para sufrir un colosal fiasco. El desbaratado ejército zarista no podía continuar la contienda, y los bolcheviques habían prometido la paz. Para concertarla  con las Potencias Centrales de Alemania, el Imperio Otomano,   el austrohúngaro y Bulgaria, el poder soviético  debió cederles el 3 de marzo de 1918  en el Tratado de Bretz Litovsk los territorios de Estonia, Letonia, Lituania y Polonia y aceptar las independencias de Finlandia, Georgia y Ucrania,  pérdidas que recuperó meses después con la rendición de Alemania. El Ejército Blanco zarista, los terratenientes ricos y la reacción burguesa detonan la guerra civil. Parece que al naciente poder le quedan pocas semanas de vida.

3

Sin embargo, el 30 de diciembre de 1922 representantes de Rusia, Bielorrusia, Transcaucasia y Ucrania proclaman  la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, de acuerdo con el plan de Lenin de crear un estado federativo integrado por repúblicas soberanas e independientes, opuesto al proyecto de Stalin, más centralista.  La naciente Unión  era un Estado Federal en toda la acepción de la palabra. Cada una de las Repúblicas que la integraban tenía su propia constitución, nacionalidad y cultura, y muchas de ellas su religión y lengua propias, así como el derecho constitucional a practicarlas y preservarlas. Su elemento integrador era el plan de tomar el cielo por asalto con las terrenales escaleras del partido de cuadros, la propiedad social de los medios de producción, la planificación socialista, la electrificación y los Soviets o Consejos Obreros.

4

El país atrasado y derruido que nace de los escombros de la Primera Guerra Mundial y debe sufrir el mayor peso de las devastaciones de la Segunda adopta como prioridad el desarrollo económico autónomo, sin el cual devendría  colonia o semicolonia de imperios. No parece factible la tesis de Trotsky de impulsar una Revolución Permanente que se propague como reguero de pólvora por el mundo entero. En 1919 había estallado en Hungria otra Revolución Comunista, que fue rápidamente aplastada. Predomina la propuesta  estalinista  de concentrarse en el Socialismo en un solo País. El Ejército Rojo comandado por Trotsky derrota la contrarrevolución interna; el proletariado dirigido por el Partido Comunista cumple la colectivización del campo y la electrificación de la industria.  La tasa media de crecimiento industrial del zarismo había sido de 3,2% anual entre 1800 y 1810; para 1918 el acosado  poder soviético ya la ha elevado a 6,9%; para 1930 la economía planificada la ha fortalecido hasta 16,5%; a partir de 1941 la destrucción provocada por la agresión nazifascista y sus secuelas la desploman hasta 11,3% en 1954; desde 1959 se estabiliza durante mucho tiempo en 9,15%, una de las más altas del mundo. (Marc Saporta, Soria, Georges (1969) Los dos colosos: USA-URSS.  Librería Editorial Argos, Barcelona. P.299) Estas tasas de desarrollo se mantienen estables, sin padecer las crisis económicas del capitalismo. A tres décadas apenas después de clausurar una autocracia medieval, la Unión Soviética es la segunda potencia del mundo.




5

A pesar de soportar la principal carga destructiva de dos guerras mundiales, la propiedad social de los medios de producción y la planificación estatal no sólo desarrollan la economía: producen artefactos nucleares en 1948; lanzan el primer satélite artificial en 1957; en 1961 ponen en órbita el primer cosmonauta  colocan la primera sonda espacial en Venus, el año siguiente la primera en Marte, en 1966 la primera misión no tripulada  aluniza y transmite desde el satélite,  y luego orbitan las primeras bases espaciales tripuladas. La ciencia se vuelve pasión colectiva de la juventud soviética que plena las universidades gratuitas: se crea una ciudad para la investigación, Novosibirsk. La URSS toma la delantera entre las potencias científicas y tecnológicas.

6

Lo que la planificación centralizada y el trabajo colectivo logran en la industria y en la agricultura colectivizada se traduce en derechos para los trabajadores.  La educación en todos sus niveles y la asistencia médica son gratuitas, en un mundo donde para aquél entonces estaban reservadas para las clases pudientes Se reconoce el derecho a vacaciones, primero de quince días y luego de un mes, lo que era apenas concebible en el mundo capitalista. La URSS garantiza el pleno  empleo, la seguridad social y la jubilación digna a los 55 años para las mujeres y a los 60 para los hombres en tiempos en que gracias a las crisis económicas en el capitalismo tales derechos resultaban utópicos (https://archivo.juventudes.org/nikolai-efimov/5-diferencias-entre-el-sistema-sovi%C3%A9tico-de-pensiones-y-el-sistema-capitalista). Se garantiza la igualdad de oportunidades y de remuneración  de las mujeres  con los varones;  el matrimonio puede disolverse a petición de cualquiera de las partes; se despenalizan la homosexualidad y el aborto;  desde 1917 se concede una licencia por maternidad que a la larga se extiende por tres años (https://sputniknews.lat › Noticias). Estos derechos no sólo son reconocidos sino además satisfechos en lo posible en un país duramente golpeado por la contrarrevolución zarista, las guerras mundiales y el interminable bloqueo y la carrera armamentista impuesta por la Guerra Fría. No se implantan el derroche ni el consumismo. La producción  cubre las necesidades fundamentales de una vida austera e igualitaria en un país repetidamente destruido y asediado. Esto no ocurre sin errores, retrocesos ni tropiezos, pero los resultados son ejemplares, y sirven de modelo para posteriores reivindicaciones en el mundo capitalista.


TEXTO/FOTOS: LUIS BRITTO

RECOMENDAMOS la revista MUNDO NUEVO, del INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS SOBRE AMÉRICA LATINA de  la UNIVERSIDAD SIMÓN BOLÍVAR, en su número monográfico sobre MEDIDAS COERCITIVAS UNILATERALES, con los siguientes trabajos de investigación:

Introducción

Medidas Coercitivas Unilaterales contra Venezuela

Autor: Luis Britto García

Descargar en formato PDF

§   Artículo Nº 1

Un análisis sociojurídico de las Medidas Coercitivas Unilaterales contra Venezuela

Autora: Sonia Boueiri Bassil

Descargar en formato PDF

§   Artículo Nº 2

Impacto económico de las Medicas Coercitivas Unilaterales contra Venezuela (2014-2022)

Autora: Pasqualina Curcio Curcio

Descargar en formato PDF

§   Artículo Nº 3

Guerra Multidimensional de amplio espectro contra la República Bolivariana de Venezuela

Autor: Pascualino Angiolillo

Descargar en formato PDF

§   Artículo Nº 4

Las Medidas Coercitivas Unilaterales aplicadas contra Venezuela en la vida cotidiana: Experiencias y visiones de habitantes de Ciudad Caribia

Autores: Luz Marina Toro y Fernando Giuliani

ENLACE PARA CONSULTAR Y DESCARGAR LA REVISTA:
https://www.iaeal.usb.ve/inicio/revista-mundo-nuevo/tercera-etapa-2022/revista-n%C2%BA-1-noviembre-2022
  

CONSULTE TAMBIÉN:

 http://luisbrittogarcia.blogspot.com

https://www.instagram.com/abrittom/?hl=es-la

https://brittoandrea.blogspot.com/ 

VEA EN YOUTUBE:



Discurso a Europa del Cacique Guaicaipuro Cuatemoc

https://www.youtube.com › watch

 

12 oct. 2009 — Discurso a Europa del Cacique Guaicaipuro Cuatemoc 

LA PLANTA INSOLENTE: VENEZUELA CONTRA SEIS IMPERIOS (Cómo Venezuela ganó la Guerra de Cuarta Generación en el siglo XX)

https://m.youtube.com/watch?v=cU2GmdHF06s 

DIRECCIÓN: Román Chalbaud GUIÓN: Luis Britto García

INAUGURAMOS PÁGINA WEB:

COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB:http://www.desdelpatio.org/britto

DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 

RAJATABLA/

PARA REPOTENCIAR NUESTRA CONSTITUCIÓN

TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ 

LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO /

CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ 

AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./

DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 /

DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA 

LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO /

LA LENGUA DE LA DEMAGOGIA: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/

EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

PARA REPOTENCIAR NUESTRA CONSTITUCIÓN

EL PROYECTO SECRETO DE CONSTITUCIÓN, con comentarios de Luis Britto García 

CHÁVEZ COMANDANTE ARAÑERO: GUIÓN CINEMATOGRÁFICO

CHÁVEZ NO SE VA: GUIÓN CINEMATOGRÁFICO

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Abrapalabra:

 

http://bibliotecayacucho.ml/libro/abrapalabra/


Rajatabla:

https://mariainescarvajal.files.wordpress.com/2011/03/rajatabla.pdf 

Dictadura Mediática en Venezuela: www.minci.gob.ve

http://www.corneta.org/No_14/corneta_dictadura_mediatica_

El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:

http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf

http://www.lajiribilla.co.cu/pdf/libroimperiocont.html

https://iaedenzulia.files.wordpress.com/2013/02/el_

La invasión paramilitar: Operación Daktari:www.minci.gob.ve

Socialismo del Tercer Milenio: tercer-milenio.pdf

https://web.archive.org/web/20130509143451/http://www.
 
monteavila.gob.ve/mae/pdf/socialismo-tercer-milenio.pdf

La Ciencia: Fundamentos y Método
"http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf"

El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:

http://blog.chavez.org.ve/temas/libros/pensamiento-libertador/

La máscara del Poder:

http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/downloads/2013/01/la_mascara_del_poderbrittoco.pdf

La lengua de la Demagogia:

http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/downloads/2013/01/la_lengua_de_la_demagogiabrit.pdf