viernes, 25 de enero de 2008

EL 23 DE ENERO VIVE


1
En 1945 cae sobre el mundo la Guerra Fría y sobre América Latina una ola de dictaduras. Un golpe de Estado impone en 1948 en Venezuela una autocracia que dura hasta 1958. La coartada del crimen se llama Doctrina del Bien Nacional: transformación del medio físico, y mejora de la población. Elites tecnocráticas y militares corregirían los supuestos defectos genéticos del pueblo venezolano cruzándolo con inmigrantes europeos, e instalándolo en un medio esterilizado mediante la política de concreto armado. Así se pretendió una modificación de lo social operada desde fuera del pueblo, que no tuviera lo social como sujeto, motor ni protagonista.

2 comentarios:

Geo dijo...

Gracias, Luis, por esta historia impresionante...

George Ciccariello

Jose Lagardera dijo...

Admirado compatriota Luis Britto, voy a insistir en tu publicación del día 5 de los corrientes sobre la Venezuela Invadida, pero no sin antes testimoniar que las publicaciones aparecidas en este Blog, después de esa fecha, merecen todas unas merecidas atenciones. Unas por su indudable belleza y festiva alegría y otras por el aporte a la interpretación social e histórica de este país que sigue doliendo como llaga viva.
Al grano: la primera motivación para insistir sobre este tema, me lo indujo un mensaje de esos masivos que esperaba como una serpiente venenosa, agazapada en mi buzón de correo electrónico. El titulo del mensaje: “Ejercito Nacional de Colombia”. El mensaje adjunto, una presentación en pps., titulada “guerrilleraatendida_esp_pps”. El contenido de este mensaje, edulcorado hasta lo baboso, pretende vendernos a este ejército genocida como a un cuerpo de asistencia social y de solidaridad porque supuestamente ayuda a una joven guerrillera en las labores de parto. Pero lo más resaltante de este mensaje no es su contenido (recordando a McLuhan) sino al hecho de que su remitente se trata de un venezolano y esta dirigidos a venezolanos. Muy parecido trabajo hizo el Pentágono en Irak, los días previos a la criminal invasión. Apoyados en la colaboración de iraquíes descontentos con el régimen de Hussein, plagaron a la gente con mensajes hollywodenses del ejercito usano. Ahora todo el mundo, pero principalmente los iraquíes, conocen la verdadera naturaleza y fines de la fuerza invasora: masacrar inocentes y saquear al gran país mesopotámico