lunes, 20 de marzo de 2017

INSTANTES

Luis Britto García

¿Qué distingue al instante final del inicial?
¿Qué había antes del comienzo?
¿Y después del final?
¿Y después del final de todo final?
¿Llegan los instantes o están allí  siempre?
¿De dónde vienen?
¿Y dónde  van?
¿Y si no vienen, cómo se fabrican?
¿Cómo sabemos que el instante que llega no es el mismo de antes?


¿Es válido contar instantes pasados que ya no existen?
Cada instante agoniza en el tormento de consumirse apenas llegado.
Amenazan con fabricar el instante terrible que sea a la vez comienzo y final.
Todos los instantes son el mismo.
Ningún instante es igual a otro.
Desde que lo dividieron el tiempo empezó a agotarse-




¿Las cosas que se alejan en el tiempo desaparecen o simplemente como las que le alejan en la distancia se empequeñecen?
¿O están presentes siempre independientemente de que las percibamos?
¿Será este instante el mismo para todo el universo o en cada sitio de él distinto?
Pues así como el espacio es simultáneo aunque estemos en un solo punto de él ¿es el tiempo simultáneo aunque existamos en un solo instante suyo?
¿O son la misma cosa porque no podemos ocupar más de un solo lugar en el tiempo y el mismo en el espacio?



¿Las cosas que se alejan en el tiempo desaparecen o simplemente como las que le alejan en la distancia se empequeñecen?
¿O están presentes siempre independientemente de que las percibamos?
¿Será este instante el mismo para todo el universo o en cada sitio de él distinto?
Pues así como el espacio es simultáneo aunque estemos en un solo punto de él ¿es el tiempo simultáneo aunque existamos en un solo instante suyo?
¿O son la misma cosa porque no podemos ocupar más de un solo lugar en el tiempo y el mismo en el espacio?
Así como perdemos instantes se perderá el infinito.
Quien mida la mil millonésima de un segundo se quedará en ella para siempre.
Siempre nunca palabras que manejamos como si supiéramos lo que significan.
¿Cómo sabemos si no hay segundos que escapan de la formación de las horas y aguardan agazapados?
Allá está escondido el segundo que se escapó del tiempo y que desbarajusta la cuenta de los milenios.
La vida de los héroes no está compuesta de  segundos sino de primeros.
En el tejido de la duración falta un instante por el cual se escurre todo el tiempo del mundo.
La memoria es el asilo diplomático del segundo que teme represalias.
Una aguja las horas otra los minutos otra los segundos otra que perfora el corazón del último instante.
Nunca se acompasan el reloj que se detiene mientras el dueño vive y el que sigue funcionando después que muere el dueño.
Se inauguran los bancos de minutos para ahorrarlos hasta después de muertos.
Y si en la existencia sólo valiera un instante.
Y si ocurriera antes de nuestro nacimiento o después de nuestra muerte.
No dormía por inquirir si alguien venía a darle cuerda al reloj de su vida.
Un reloj que sólo marca los instantes que nos quedan.
Cómo saber si este instante tiene la misma duración que cualquier otro.
Qué ocurría antes del primer instante.
Qué ocurrirá después del último.
Infinito resulta el instante si durante él queremos ver todo lo que ocurre en el mundo.
Nos alargan la vida los relojes que atrasan.
Cómo son los instantes en los mundos donde no hay nadie que los cuente.
La eternidad está compuesta de esperas.
Sólo el tiempo y la paciencia son infinitos, y sin embargo se agotan.

TEXTO/FOTOS: LUIS BRITTO 
PD: LA INTERNET LOGRÓ UN NUEVO RÉCORD DE INCAPACIDAD. PARA CARGAR LAS CUATRO FOTOS DE ESTE ARTÍCULO, TARDÉ VEINTE HORAS. ¿FUNCIONARÁN ASÍ NUESTRAS COMUNICACIONES CUANDO NOS ATAQUE EL IMPERIO?

CONSULTE TAMBIÉN:
DESCARGUE LOS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:
Rajatabla:
www.monteavila.gob.ve
Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:





sábado, 18 de marzo de 2017

UNA INMENSA NACIÓN POR NACER

El Caribe no es esa diminuta porción que nos han enseñado, sino la pieza central del bloque geopolítico del mundo desde 1492, y esa pieza central todavía adquiere más centralidad a partir del cumplimiento de las profecías de Bolívar y de Martí, sostiene el intelectual venezolano Luis Britto García
·       Aumentar texto
·       Disminuir texto
·       Imprimir texto
Alina Perera Robbio
perera@juventudrebelde.cu
17 de Marzo del 2017 20:04:00 CDT
CARACAS.— Guardo como un tesoro las palabras pronunciadas por el eminente intelectual venezolano, Luis Britto García, el pasado 28 de enero en esta ciudad, quien con humildad extrema compartió una conferencia al aire libre, en la Plaza José Martí; y nos mostró a través de imágenes exquisitas a un Caribe asombroso, estratégico, que emparenta a millones de seres y tiene las claves de nuestra autoestima regional.
A través de Martí y de Bolívar, definiéndolos como autores de ese gran poema que es la Patria, el orador se lanzó a las profundidades de una identidad donde todo adquiere rango de dimensión sagrada.
En su discurso, Britto reparó en una «feliz coincidencia»: el 28 de enero, día del natalicio del Apóstol, también marca el inicio del Año Nuevo Chino. «Para nosotros, dijo, debería ser la fecha del año nuevo del Caribe, el Caribe como una inmensa nación todavía por nacer».
Fue ese el punto de partida de una exposición que comenzó por el encuentro, en 1881, entre el joven Martí y la imagen del Libertador, «aquella estatua magnífica de un hombre a caballo con un sable, que arranca en una acometida magnífica hacia el sur». Es una confluencia de la cual, según Britto, no puede nacer otra cosa que el estímulo para emprender la tarea grandiosa de escribir un poema que se llama Patria, Caribe, Cuba.
Es el poema del precursor, que casi nunca llega a ver lo que ha sembrado —drama de los precursores, ha definido Britto.

La clave del mundo

Las palabras dibujaron el paso de Martí por Venezuela, las apreciaciones del cubano sobre esa nación, y cómo después este sigue su itinerario hacia  Estados Unidos, hacia Guatemala, y otros destinos. Pero cuál es el sueño de Martí, se preguntó el pensador venezolano: Buscar lo propio.
«Todo hombre necesita tener una patria —expresó Britto—, algo que le sea entrañable, poder llamar hermanos a un grupo de la humanidad, establecer una fraternidad. Martí es hijo de español y de canaria. Decide ser de la España del Quijote, de los marginados, de los burlados, de los eternamente apaleados. No de la España abusiva del Cid campeador y de todos los demás campeadores que han destruido pueblos, culturas y civilizaciones; y entonces, llevando en el corazón esa España quijotesca, quiere hacer una América tan grande, y más grande todavía que esa España y ese imperio. ¿Y qué es lo que tiene él?: el Caribe».
En este punto de su discurso, el orador afirmó que «el Caribe ha sido el centro de los acontecimientos en el mundo desde 1492. Ese año empezó la Primera Guerra Mundial, porque tras las riquezas de América se lanzaron a una carrera todas las grandes potencias europeas y libraron una guerra de tres siglos, que se extendió a todos los sitios del planeta. Abarcó el océano Atlántico, el Pacífico; una guerra que resultó en el surgimiento del capitalismo a través de los 16 millones de kilos de plata que fueron expropiados a las entrañas del Potosí y de América, una guerra en la cual no solo se crearon los grandes imperios coloniales, sino que también las demás potencias europeas hicieron enclaves dentro del Caribe, por su enorme importancia estratégica, porque allí estaba, en alguna forma, la pieza clave del mundo, y esa clave del mundo la entendió Bolívar, con la absoluta claridad de la visión expresada en la Carta de Jamaica en 1815».
Se dio entonces un recorrido el intelectual venezolano por algunos desvelos del Libertador: la clave del mundo está en el pequeño istmo centroamericano. Bolívar habla de los canales que se trazarán a través de ese istmo —es la comunicación entre los dos océanos, entre Asia y Europa, entre las dos mitades de América del Norte—; plantea que en Panamá bien podría situarse la capital del mundo. De ahí nace su sueño de la Gran Colombia y la integración latinoamericana y caribeña, porque ese paso estratégico del cual depende el destino del mundo tiene que ser custodiado por un gran bloque geopolítico (…) con cuerpos en los dos océanos, pero con una potencia capaz de preservar ese paso clave para el destino del mundo. Ese sueño de Bolívar, como otros tantos, no se cumplió.
Otro gran proyecto, acentuó Britto, tenía en ese momento el Libertador, de cuyo sentido fue heredero José Martí: la liberación de las grandes Antillas. Bolívar, así como había soñado la liberación de la América del Sur cuando era un pobre y arruinado exiliado en Jamaica, perseguido por los intentos de asesinato, sueña la liberación del Caribe, porque él entiende que mientras el Caribe no esté liberado, va a estar insegura la suerte de América Latina. Por eso prepara una expedición que no llega a consumarse.
Otra mirada tiene Estados Unidos en lo que concierne al Caribe. Luis Britto recordó la doctrina según la cual Cuba caería por las fuerzas de atracción en el seno de la unión Americana. «Sobre el Caribe se entabla entonces una guerra planetaria, en la cual todas las potencias tienen enclaves, y uno de los episodios de esa guerra planetaria viene a repercutir en Venezuela, y en 1902 tenemos 15 acorazados de las potencias europeas bloqueando, bombardeando nuestras costas, porque quieren obtener un enclave territorial en Venezuela, que domine los accesos al canal de Panamá, entre otras cosas».
Todo engrana en esa geometría que solo los grandes poetas entienden, comentó Luis Britto: «Hay que ver la poesía de Bolívar en Mi delirio sobre el Chimborazo, y la poesía de Martí. No hay poema que quede inconcluso, porque siempre hay otro gran poeta que lo retoma y sigue escribiéndolo. Ese es el proyecto magno que viene a promover ese hombre pequeño en su estatura cuando viene ante la estatua del Libertador, da clases, y hay la leyenda de que incluso él es el autor del libro a través del cual generaciones de venezolanos nos aproximamos a las letras, y que empieza “mi mamá me mima amo a mi mamá…”. No sé si será verdad, pero qué bello sería que esas primeras letras nuestras fueran las letras fieras de José Martí, las letras feroces, las letras del patriotismo».

El gran Caribe

«En el Caribe hay otra cosa seguramente vislumbrada por todos estos grandes próceres que eran soñadores. Sus sueños eran incluso más fecundos que sus vigilias, porque durante esos sueños tenían ensueños promisorios», aseguró Luis Britto, quien, además, habló del Gran Caribe como algo que va más allá de dos o tres Antillas.
En su decir, toda Venezuela es caribeña, salvo algunos puntos de los Andes y otros de la Amazonia, pero en la Amazonia está la herencia fundamental de las tribus caribeñas: la igualdad total. «Los caribes eran sociedad donde no había autoridades, no había jefes. Se elegía un conductor para una expedición o para una guerra. Ellos criaban a sus niños sin restricciones. Como decía uno de los cronistas: “crían a sus niños demasiadamente libertosos”».
El Caribe, ha dicho Britto, no termina ni empieza en las costas de Venezuela. Es todo el Brasil mestizo y de culturas tupí, guaraní, enteramente igualitarias. «El que lo dude váyase a Río, vaya a recibir el Año Nuevo en Río para que vea como aquella amalgama milagrosa, prodigiosa, lo indígena, lo africano, lo europeo opera y estalla en el frenesí de la danza, de la poesía, y del amor. Vea como todo el Caribe sigue en la costa, después de Venezuela, en Colombia». Y el pensador mencionó a Panamá, a casi toda la costa del Pacífico, a toda la costa del Golfo de México, a Nueva Orleans con sus explosiones de jazz y su desenfreno de danza en las calles, a la Florida, a los millones de hispanos «que crecen cada vez más y son la primera minoría en la potencia del Norte».
«Fíjense —pidió Britto a los presentes— cómo el Caribe no es esa diminuta porción que nos han enseñado, sino la pieza central del bloque geopolítico del mundo desde 1492, y esa pieza central todavía adquiere más centralidad a partir del cumplimiento de las profecías de Bolívar y de Martí».
Hacia el final de sus palabras, el relevante intelectual definió al Caribe como un modo de vida que tiene su lugar dentro del destino de la humanidad, como el tema de ese gran poema que han estado construyendo estrofa a estrofa nuestros libertadores, y que seguirá escribiéndose infinitamente en proporciones cada vez más bellas, por lo siglos de los siglos.

Quién es Luis Britto

¿Y quién es este hombre que estuvo hablando largo y sin cansarse, de pie y bajo la luz del sol?
Nacido en Caracas en 1940, Luis Britto García se hizo abogado y Doctor en Derecho de la Universidad Central de Venezuela, donde fungió como Profesor Titular en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. Es narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, autor de más de 60 títulos. En 2002 recibió el Premio Nacional de Literatura. En 2013 y 2014 defendió a Venezuela desde la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, al tiempo de formar parte del Consejo de la Defensa de la Nación, ámbito al que fuera invitado a dar batalla por el Comandante Hugo Chávez.


sábado, 11 de marzo de 2017

CARTA ANTIDEMOCRÁTICA DE LA OEA


Luis Britto García

1
Una y otra vez se ve Venezuela en la obligación de defender la  soberanía que sus propios gobiernos inadvertidamente entregan. Desde hace décadas llevo adelante una campaña para que denunciemos todos los tratados que violan nuestra inmunidad de jurisdicción, y declaran incompetentes a nuestros tribunales para resolver nuestras controversias de orden público,  sometiéndonos al veredicto de  tribunales, cortes, árbitros u organismos extranjeros. Pero siguen pendiendo sobre la República los Infames Tratados contra la Doble Tributación, en virtud de los cuales las transnacionales no pagan impuestos en Venezuela.  Nos retiramos por fin del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre Inversiones (CIADI) pero quedan pendientes unos treinta litigios con relación a los cuales nuestro país soporta ruinosas condenas. Finalmente denunciamos la Carta Interamericana de los Derechos Humanos, pero la OEA sigue redactando libelos condenatorios contra nuestro país, y tratando de aplicarnos su injerencista Carta Democrática.


2
El nefasto 11 de septiembre de 2011, cuando Estados Unidos sufre sospechoso atentado que le servirá de excusa para invadir países que nada tuvieron que ver con él, se suscribe en Washington la Carta Democrática de la OEA. Estados Unidos no la suscribe: la Carta no es para controlarlo a él, sino a sus víctimas. Su finalidad se aclara justamente ocho meses después, el 11 de abril de 2002, cuando el embajador estadounidense James Shapiro aparece en las primeras planas afirmando que Venezuela estaría fuera de la Carta Democrática, pretendiendo así legitimar el golpe de Estado que reventaría horas después.
3
Perdimos la oportunidad de retirarnos de ese instrumento intervencionista cuando teníamos la mayoría parlamentaria; ahora debemos atenernos a las consecuencias. El  Ministerio de Colonias de Estados Unidos, la OEA, trata una vez más de  usar la Carta Democrática para acabar con la democracia.


4
Al respecto, según  el artículo 19 de la citada Carta Democrática, “la ruptura del orden democrático o una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un Estado Miembro constituye, mientras persista, un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno en las sesiones de la Asamblea General, de la Reunión de Consulta, de los Consejos de la Organización y de las conferencias especializadas, de las comisiones, grupos de trabajo y demás órganos de la Organización”.
5
Pero, ¿cómo se declara  este supuesto “obstáculo insuperable”? Según el artículo 21 ejusdem, “Cuando la Asamblea General, convocada a un período extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato”. Nótese que se requieren “ruptura del orden democrático” o “alteración del orden constitucional” que lo afecte gravemente, más votos de los dos tercios de los Estados Miembros. Ninguno de dichos supuestos se cumple. Para invocar la Carta necesitarían reunir las dos terceras partes de los votos, 23 de 34, cosa improbable. Y en el supuesto negado de que se aplicare, ello sólo puede acarrear “la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA”, lo cual, más que castigo es un premio. ¡Sólo cuando dejemos de estar sometidos a sentencias de jueces, juntas, cortes, tribunales, árbitros o ministerios de colonias y otros entes extranjeros recuperaremos la plenitud de nuestra soberanía!
PD: No se pierda el estreno de La Planta Insolente: un hombre contra seis imperios, con dirección de Román  Chalbaud y guión de un servidor, que cuenta cómo Venezuela defendió su soberanía contra la agresión de seis potencias imperiales.




(TEXTO/FOTOS: Luis Britto)

CONSULTE TAMBIÉN:
DESCARGUE LOS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:
Rajatabla:
www.monteavila.gob.ve
Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:




sábado, 4 de marzo de 2017

TRUMP


Luis Britto García
¿El rebullicio mediático en torno a Donald Trump nos hará olvidar que lo que dice el candidato no  es lo que hace el Presidente?
Alborozo despiertan las declaraciones del mandatario electo contra los medios y su decisión de no admitir a CNN, New York Times y Politic, entre otros, a las ruedas de prensa oficiales. ¿Pero se nos olvida el nefasto desempeño de ídolos mediáticos como Kennedy, Reagan y Obama, que vendieron como glamour el atropello contra países y pueblos?
Recordemos la luna de miel comunicacional en torno a Barack Obama, la esperanza de renovación puesta en el afrodescendiente que degeneró en genocida y no pudo instaurar ni siquiera un sistema público de salud decente para su pueblo. Recapacitemos que la acometida mediática contra Trump es dirigida por el experto en guerra sucia David Brock, pagado por la Hillary Clinton que chilló de júbilo cuando supo del linchamiento de Kadafi.
Conmoción provocan los discursos y medidas de Trump contra los ambientalistas, pero ¿tan rápido se nos fue de la memoria que bajo la administración anterior se sacrificó el medio ambiente de Estados Unidos al devastador fracking, que envenena parejamente  atmósfera y  subsuelo, y que bajo la presente siguen las políticas de sobreproducción para mantener bajos los precios del petróleo y quebrar a los países disidentes de la OPEP?
Desusada algarabía suscitaron las declaraciones proteccionistas de Donald Trump. Suficiente para que algunos olviden que Estados Unidos siempre ha sido proteccionista, que invariablemente promovió Tratados de Libre Comercio para conseguirle mercados sin trabas a sus productos, y que si ahora rechaza alguno como el Acuerdo Transpacífico, es porque sus mercancías han dejado de ser competitivas en el área.
Revuelo inusitado causan las amenazas de Trump de construir un muro y hacérselo pagar a los mexicanos. Suficiente para que muchos pasen por alto que el Muro de la Vergüenza ya existe, y que si a pesar de él se infiltran centenares de miles de mexicanos, es porque autoridades y empresarios saben que sin esta mano de obra barata desaparecerían gran parte de la agricultura y de las manufacturas estadounidenses, y que sin el Muro que los ilegaliza, estos braceros exigirían derechos, y disminuirían las ganancias.
Asombro y estupor promueven las condenas de Trump contra las inútiles guerras imperiales de Estados Unidos en  continentes remotos, sus amenazas de salirse de la OTAN, que su país instaló como instrumento de ocupación de Europa e intervención en el resto del mundo.  Se pasa por alto que el gasto armamentista estadounidense asciende a más de la mitad del total planetario, que Trump propuso luego aumentar en 54.000 millones de dólares el presupuesto militar,  que  en su discurso de despedida el presidente Eisenhower denunció la existencia de un complejo militar industrial que iba a acabar con la democracia, y que ello no le impidió servirse de él en la desastrosa guerra de Corea. Por si quedaran dudas, Trump ha designado consejero en asuntos de seguridad nacional  al general  H.R. McMasters, furioso enemigo de Rusia y partidario de una política agresiva contra ésta y sus aliados.
Las promesas de Trump a favor de los blancos pobres y desempleados despiertan esperanza o escándalo en quienes ignoran que ya ofreció reducciones de impuestos de 14% a favor del 0,1% más rico de la población, y ningún beneficio para los desposeídos.
Las petulantes posturas de Trump intentan compensar  pérdidas de  hegemonía: la de Estados Unidos, que desde hace dos años no es la primera potencia del mundo, y la de la supremacía blanca, pues en ese país gran parte de los caucásicos cayeron en la miseria y en poco tiempo pasarán a ser minoría.
Tengamos en cuenta que republicanos y demócratas son apenas máscaras de un único partido político, el del dinero, que elige y desecha candidatos y que desde la administración pasada lleva su descaro hasta legalizar y hacer públicos los sobornos que reciben los políticos para financiar su carrera y comprar sus decisiones en el curso de ella. El gabinete de Trump incluye cinco ex gerentes –mejor dicho, delincuentes bancarios- de Goldman Sachs, y otro de la EXXON: ni un solo representante  de los blancos empobrecidos que llevaron al candidato al poder.
Trump no es miembro de una clase política que representa al dinero: es el dinero, que ya no necesita  una clase política que lo represente.
Poderoso caballero es Don Dinero.

PD: Espere pronto el estreno de La Planta Insolente, un hombre contra seis imperios, dirigida por Román Chalbaud y con guión de un servidor. 

CONSULTE TAMBIÉN:
DESCARGUE LOS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:
Rajatabla:
www.monteavila.gob.ve
Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:




sábado, 25 de febrero de 2017

CARNAVAL



Luis Britto García
Cada año pasa por la ceremonia del Carnaval para disfrazar de nuevo el eterno retorno de todas las cosas.
Hasta los propios años se enmascaran con títulos como Año de Jubileo, Año Bicentenario, Año Bisiesto, para fingir que no son el mismo ciclo siempre repetido.
En vano se disfrazan de pasado presente o futuro los instantes de la eternidad.
Nunca sabemos si nos disfrazamos por la compulsión de ser lo que no se es o de ser lo que somos.
No hay peor disfraz que el de la horrible foto de la cédula de identidad.
El más insincero antifaz es el de uno mismo.
La grandeza en asumir como real la máscara que por pudor asumimos.
La peor de las máscaras está compuesta de años.





 Con cada enamorarse vuelve con renovadodisfraz la vieja pasión que siempre recomienza.
Infelices niños a quienes disfrazan de las fantasías de sus padres.
Infelices padres a quienes nadie disfrazó de niños.
Este mundo es el Carnaval de otro mundo donde las gentes son lo que verdaderamente son.
Cambia el Ávila de máscara a cada variación de luces y de sombras.
Allá desfilan las ideologías, escuelas, modas literarias, partidos,  confesiones que en realidad son comparsas.
Cada generación es un disfraz que para la nueva fiesta de las máscaras la humanidad asume y desecha.

Hundámonos en el mundo abisal donde el disfrazado de guardián deja salir el contrabando.
Maletines disfrazados de empresas revientan con los dólares preferenciales que les otorgan enmascarados.
Los grandes hampones que acaparan o esconden lo importado con divisas preferenciales circulan con disfraces de intocables.
La inacción se disimula con palabras, se maquilla con discursos la connivencia.
Los redentores bailan pegados con los sepultureros que abren nuestras fosas.
No se sabe qué día cae el anticarnaval en el cual seremos obligados a desfilar sin las máscaras.
El resto del año lo pasamos condenados a estar disfrazados de nosotros mismos.
Se ignora si será bendición o maldición la que sentencie  a todos a convertirse para siempre en el disfraz que llevan.
Después de trizados los libros por la memoria revolotean en el imaginario como papelillo.
Por allá va el relámpago disfrazado de idea.
El papelillo es la lluvia que va borrando las máscaras.
Opera el carnaval por el divorcio entre las realidades y los signos y el carnaval del mundo sería un lugar donde las realidades correspondieran exactamente a los signos.
Quién adivina  si será maldición o bendición la de la revolución que hará realidad el ambiente que convenga al disfraz que elegimos.
Se disfrazan los números unos de otros y salen mal todas las cuentas del universo.
Por allá desfilan las letras convertidas cada una en otra hasta hacer ininteligibles las escrituras de los siglos.
Ideogramas y jeroglíficos intercambian irreparablemente sus sentidos hasta hacer indescifrables las palabras.
La clave de sol desfila convertida en clave de fa y la de fa travestida en clave de do y se trastroca dodecafónicamente la música de las esferas.
No se sabe cómo ordenar el universo con las moléculas disfrazadas de átomos, los átomos de electrones, los electrones de tachyones y la materia de antimateria.
Cada señal desvía y cada signo miente.
Hay que arder para tener derecho a la ceniza.



(TEXTO/FOTOS: Luis Britto)
PD: FiNALMENTE ESTÁ LISTA PARA SU ESTRENO LA PLANTA INSOLENTE: UN HOMBRE CONTRA SEIS IMPERIOS, DIRIGIDA POR ROMÁN CHALBAUD Y CON GUIÓN DE UN SERVIDOR. NO SE LA PIERDA.


CONSULTE TAMBIÉN:
DESCARGUE LOS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:
Rajatabla:
www.monteavila.gob.ve
Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia: