sábado, 28 de junio de 2014

TEODORO GUERRERO SALAS: SOBRE LA GUERRA ECONÓMICA

Con el escritor de ciencia ficción estadounidense John Haldeman, Feria del Libro de Azcatpozalco, México.

No es posible leer estos agudos análisis del Ciudadano Luis Britto García, Abogado, Profesor Universitario, Escritor, humorista,
brillante expositor, sin que, hagamos un comentario sobre sus escritos patriotas, y, como defensor de nuestra Patria bolivariana, allá en la Corte Internacional de los Derechos Humanos y ante todos esos organismos, a los cuales cedimos nuestra soberanía otorgándole el poder de juzgarnos, condenarnos y de los que, no nos retiramos a
tiempo, así lo expresa claramente este ciudadano de a píe como se auto
calificó, en uno de estos escritos.

   Lo triste es acudir a estos tribunales de la justicia, injusta, por la demanda de justicia de ''venezolanas o venezolanos'', que por sus
exacerbadas pasiones ideológicas comulgantes con postulados políticos
foráneos, hacen abstracción de nuestra realidad venezolana, para ir a clamar al exterior lo que debieran dirimir en nuestra patria democráticamente, pero como lo de estos son salidas con apoyos imperiales, deciden abandonar los principios y amor a la patria para ir a lisonjear ante reinos extranjeros.

   Ignoraba hasta ahora, que allá en esa Corte Interamericana de los Derechos Humanos,  hubieran estado los abogados Germán Saltrón y Luis Britto García, defendiendo a nuestro país, precisamente entre la parte acusatoria por Venezuela a manos del Comunicólogo Antonio Pasquali,
después que el Presidente de la audiencia abriera el derecho a acusar y defender, le correspondió al Abogado Luis Britto García, defender nuestra causa con unas 14 preguntas al Comunicólogo Antonio Pasquali,
defensor de RCTV.

   De acuerdo a las preguntas y respuestas, el comunicólogo Pasquali, el autor de varios libros sobre comunicación, en mi poder ''La
Comunicación Cercenada'' el caso Venezuela editado en 1987 por Monte Avila Editores, este condena la desinformación de aquella época, según expresó: somos uno de los países más desinformados de la tierra en
materia de comunicaciones, criticaba la información que nos negaban los medios en especial los periódicos y revistas, hablaba de una 
institucionalización del silencio, en fin este era una especie de revolucionario, que condenaba los mass media de esa época ida, y que al parecer hoy añorara, como revirtiendo su posición, bueno es un
derecho humano aplicar también las variables del pensamiento, y caer en ambivalencias ideológicas, no es el único.

  De acuerdo a lo tratado en la Corte, el señor Pasquali, no respondió a satisfacción, se fue por  las ramas, con evasivas, con inciertas
respuestas sin fundamentación alguna, contestaba cayendo en contradicciones, al afirmar a favor de su defendido las mismas
matrices desinformativas, de las que tienen 15 años tergiversando y vendiendo sus mentiras a segmentos cautivos.

  Por su parte el Abogado Luis Britto García, llevaba en mano el manojo de periódicos, carpetas y documentos que sustentaban su defensa a nuestra patria bolivariana, lo hizo con vastos conocimientos profesionales, sin titubeos, sin rodeos, como abogado demostró, qué es el Derecho Internacional Público, la Carta de las Naciones Unidas y el
acuerdo sobre los derechos humanos, una demostración de que la mentira y la intriga no pueden estar por encima de la verdad y la justicia.
 Mañana 23-06 es el día del Abogado en honor a un patriota y primer Presidente de Venezuela, el polifacético Dr. Cristóbal Mendoza, vale la pausa para felicitar a los abogados y abogadas, que se concatenan
para enaltecer tan importante profesión, cuyos objetivos es velar por el equilibrio de la justicia, es la balanza, lamentablemente muchas veces esta balanza se desequilibra cuando prevalecen los intereses individualistas, económicos y políticos. Pero el Dr. Luis Britto García, es de los que enaltecen esta noble profesión.

  Pues sí, este hombre público, profesional ético,conocido nacional e internacionalmente, se auto calificó como ciudadano de a pié, qué
calificativo se puede arrogar este humilde ciudadano  a mis 75 años, siendo testigo por lo menos desde 1958 hasta 1998, de los entreguismos de nuestras riquezas a transnacionales agiotistas, a quienes se sumó esa burguesía ''venezolana'' parasitaria de la que está insertada en nuestra historia, enajenadores de las pertenencias del pueblo, y aún no hemos podido deslastrarnos de esas rémoras colonialistas e imperialistas, producto de la ideología dominante por medio de esa aberrante Industria Cultural mediática.

 Siempre me he permitido ser reiterativo en mis escritos o comentarios, que cotidianamente insertamos por estos canales de Internet, sobre una especie de FODA aplicable a nuestra Revolución Bolivariana, son las FORTALEZAS económicas, nuestro nuevo Ordenamiento Jurídico de los más innovadores del mundo, un pueblo y una FANB, en conjunción para defender la CRBV, su revolución y los poderes soberanos producto de la voluntad popular, además de las fortalezas económicas, que bien aprovechadas nos haría una potencia como Chávez lo plasmó en sus planes Bolívar y el vigente ''Plan de la Patria''.

    OPORTUNIDADES, qué más se puede exigir a un pueblo, que de 19 procesos electorales intransferiblemente democráticos, ha ratificado la CRBV, que el mismo se dio y los liderazgos primero de Chávez como
líder invicto, y que cuando este presintió que se iba al infinito por mandato del Dios de la Naturaleza, solicitó al pueblo la confianza
para Nicolás Maduro, y el pueblo pujó para mantener la Revolución, eligiendo a Maduro en las elecciones presidenciales del 14 de abril del 2013.

DEBILIDADES: no nos cansamos de machacar, repetir, sugerir hasta exigir, que una de las principales debilidades de nuestro proceso revolucionario, democrático en exceso, es precisamente, permitir la impunidad al no aplicarse el ordenamiento jurídico con la debida diligencia y eficiencia, siempre recordamos a nuestro Libertador en
sus pensamientos sobre el imperativo de aplicar las leyes, pues no hacerlo, caemos en el abismo y el caos, y es que nosotros los
venezolanos, lamentablemente no tenemos la cultura de las leyes, muy olímpicamente decimos aquí las leyes no se cumplen, y antes en la Cuarta, las leyes son para los pendejos, autoridades y pueblo hemos
carecido de esa cultura de apego a las leyes.

   Por ejemplo los sectores de la oposición no votaron la CRBV, sí la abolieron o botaron al cesto de la basura después de romperla, en la asonada golpista del 2002, nunca han creído en nuestra Carta Magna, si se aprovechan de sus bondades para tergiversar algunos de sus artículos y utilizarlos como derechos, caso de los actos vandalicos y terroristas de días pasados, cuando apelaron al artículo 68 de la CRBV
para acoplarlo a sus caprichos y burlar la ley, sin embargo el exceso de democracia, les permitió que destruyeran instituciones públicas y bienes nacionales, que no pagarán, además de la pérdida de vidas
humanas, que aun sus actores intelectuales andan libres y pocos autores materiales presos, por cierto que solicitan la libertad de
estos, considerándolos presos políticos.

   Otra debilidad ha sido la carencia de una estrategia de medios, después del golpe de Estado de 2002, cuando todas las concesiones de los medios radioeléctricos eran rescindibles, se les dejó ilesos, y
hoy día siguen siendo la principal AMENAZA contra la democracia, no obstante califican constantemente al gobierno de dictadura y violador de la libertad de expresión, mejor hubiera sido la recta aplicación de
la ley, pero se pecó por omisión y también pensándose que estos iban a entrar en razón para respetar la democracia, hoy están el 90 por ciento de su monopolio, en franca conspiración contra la Revolución
Bolivariana, pues la gran prensa no cesa diariamente en desinformar.

  De manera que de las debilidades surgen las amenazas contra nuestra patria libre y soberana, razones por las que siempre estamos haciendo este tipo de crítica, crítica positiva, necesaria, sin que caigamos en
acusaciones o referencias personales, siempre tratamos de hacerlo para cooperar y no para traicionar. Cedimos para la justicia injusta se revirtiera contra nuestra soberanía, por esos tribunales de la justicia, injusta internacional  donde acuden ''venezolanos'' a exigir que juzguen a Venezuela por supuestos delitos de violaciones a
derechos humanos, venezolanos, que no dudamos en calificar de desprendidos de la identidad nacional, del amor patrio, nunca les gusta que se les llame traidores, aunque si hay algunos y algunas que caen en esos calificativos, porque se evidencia sus declaraciones públicas, por ejemplo cuando piden intervenciones, o colocan la bandera nacional al revés y así otras actuaciones apátridas.

   Finalmente la ''Guerra Económica'' como muy acertamente la analiza Luis Britto Garcia, al hacer consideraciones históricas valederas, nos pasea por las diversas causas, que utilizan los adversarios para
causar daños a nuestra República con una guerra económica, reforzada con el poder mediático, la diplomacia, estratégica, amén de las implicaciones políticas, sociales, culturales, que se utilizan para la
acechanza contra la estabilidad de la patria.

   Como el Dr Luis Brito García y el Dr. Germán Saltrón, ejemplares defensores de la Patria, y sabemos que hay otros tantos abogados y doctores como Herman Escarrá, eminente constitucionalista;  aunque
existe un grupo de abogados bolivarianos, poco les veo ante la opinión pública en combate constante y defendiendo nuestra causa, no sé si estarán haciendo una labor comunitaria callada, pero por lo menos en
nuestros medios públicos pocas veces se les escucha, lee o se les ve.

   Hay otros abogados y abogadas, que son de la Revolución, y que también aportan opiniones críticas positivas, casos de Jesús Silva y Vladimir Guerrero, y otros tantos que escapan de momento de mi memoria. Pero los alentamos a seguir sus aportes, en el campo profesional y dentro de la mesura y el equilibrio, sin caer en pasiones que diluyan sus aportes críticos.

    Teodoro Guerrero Salas