sábado, 2 de agosto de 2008


Con su agresiva disformidad los bancos de Ciudad Cruel más que el cuerpo maltratan el alma.