domingo, 15 de julio de 2012

FORZA ITALIA!


1

En su novela Donde los ángeles no se atreven, E.M. Foster presenta un estirado inglés que viaja a Italia a impedir la boda de su hermana con un simpático cazafortunas; se deja arrastrar a una función de ópera y embriagado por el frenesí colectivo termina convertido en italiano. Este milagro puede sucederle a cualquiera expuesto a la gracia, la comunicatividad, la alegría de vivir de los mediterráneos ¿Y luego qué?


2

¿Qué nos une, qué nos separa a los latinoamericanos de la entrañable bota europea? América Latina, como Italia, es una mancomunidad cultural dividida por un rompecabezas de fronteras históricas. Italia, como América Latina, fue vapuleada por las grandes potencias hasta que acertó a unificarse. América Latina, como Italia, sabe de las intervenciones, de la ocupación por bases militares de los bárbaros. Italia, como América Latina, combatió heroicamente por una Independencia a la cual las oligarquías impidieron su plenitud. América Latina, como Italia, busca su destino en una gran alianza continental. Italia, como América Latina, enfrenta el descrédito de los partidos tradicionales, la prepotencia de los medios que pretenden suplantar partidos e imponer dirigencias televisivas, la arremetida de los Paquetes Económicos.


3

Así como hay dos Españas, hay dos Italias. La una es Renacimiento, bel canto, neorrealismo, alta costura. La otra es derrota militar, desarraigo migratorio, envejecimiento demográfico, fiscal compact, como llaman aquí a los paquetes del Fondo Monetario. Muchos latinoamericanos creen en una Europa de postal. Ignoran que Italia, por ejemplo, tiene una deuda equivalente 123,4% de su PIB anual, la cual ascenderá al 125,8% en 2013. Que su IVA es del 23%. Que Mario Monti espera sacar de sus ciudadanos 24.000 millones de euros en nuevos impuestos y recortes fiscales (Financial Times, 4-12-2011). Que para ello despedirá 24.000 empleados públicos, ahorrará 19% en medicina y equipos médicos, eliminará 18.000 camas de los hospitales. Que su PIB caerá -2,4% en 2012 y -0,5% en 2013, que su desocupación de 10,7% ascenderá a 11,6% en 2013 (Corriere Della Sera, 9-7-2012, pp. 9-10). Para agotar las cifras del paquetazo: hay tres suicidios diarios; sólo en Roma, en 2011 hubo 12.587 asaltos (LEGGO: 9-7-2012). Antes del brutal genocidio contra  Libia, la gasolina costaba 1,10 euros por litro; ahora, 1,80, y las autoridades hacen malabarismos para esquivar el colapso bancario. En una conferencia de Prensa en Roma me preguntan cómo enfrentamos el Fiscal Compact en Venezuela. Contesto que cada país debe buscar su propio camino, pero les recuerdo que la gran novela nacional italiana de Alessandro Manzoni, I promessi spossi, arranca con un motín por el alza del pan.


4

En la placita de Moio de Civitella inauguran el busto de Bolívar italianos que hablan como marabinos o marabinos que tornaron a Sorrento, enternecidos hasta la exaltación por el recuerdo de la Venezuela que acogió cerca de un millón de ellos. Casi todos son adultos mayores; el único joven es el alcalde. En el patio de la iglesia de Civitella da un concierto Senio, hijo de Alirio Díaz: lo felicita el joven alcalde entre un público de encanecidos. Uno de cada cinco italianos es mayor de 65 años. Hay en Italia más abuelos Gepettos que Pinocchios niños. País de emigrantes durante la II Guerra Mundial y la postguerra, ahora la baja natalidad determina que de sus sesenta millones de pobladores cinco millones y medio sean inmigrantes, sin contar los clandestini, que ganan muchísimo menos de los 800 euros de salario mínimo y son los primeros en perder el empleo.


5

En conferencias en el Instituto Cervantes de Nápoles y en el Palacio Colonna en Roma explico que la América Nuestra que intenta su unificación con el Mercosur, el Alba, Unasur y la Celac está paradójicamente menos afectada por el colapso capitalista que barre el mundo. Hasta 2008 el 59% del comercio italiano era con la Unión Europea y parte considerable del ingreso venía del turismo. La demanda europea está en picada y su turismo en declive: el país importa más del 90% de sus insumos energéticos. El embajador Isaías Rodríguez señala que ambos factores apuntan hacia un incremento de relaciones con la América Latina en integración. Forza América!

(FOTO/TEXTO: Luis Britto)

Libros de Luis Britto en Internet:
Rajatabla: www.monteavila.gob.ve

Dictadura mediática en Venezuela: www.minci.gob.ve

http://www.facebook.com/Luis.Britto.Garcia