domingo, 7 de septiembre de 2008


LIGADOS POR EL SACRIFICIO, que consideran válido como un matrimonio, Mary concibe de su protegido, a quien luego en el juicio se niega a identificar. Aunque Mary declara aborrecer tal vida, y haberla adoptado por la fuerza, los testigos afirman que ella y Anne Bonny defendieron el puente, y llamaron a los escondidos en las bodegas a combatir como hombres, y al ser desoídas les dispararon, matando un hombre e hiriendo otros.
TAMBIÉN EN ACTAS consta que Anne Bonny le pregunta qué gusto puede encontrar en la vida de pirata, en peligro de morir por la espada o el fuego o la ignominiosa horca. A lo que Mary contesta que la horca no debe ser mayor dureza, y que sin ella todo cobarde se haría pirata; que muchos de los que engañan viudas y huérfanos y oprimen a los prójimos sin dinero para hacerse justicia, estarían robando en los mares, y el océano repleto de canallas. Tales argumentos no causan buena impresión en los jueces.
POCO DESPUÉS DEL PROCESO las autoridades verifican que Mary está embarazada, por lo que le acuerdan la áspera piedad de retardar la ejecución hasta después del parto. Habiendo contraído una violenta fiebre, la valerosa Mary muere de ella en prisión.