sábado, 15 de diciembre de 2007

A LA BÚSQUEDA DE LOS VOTOS PERDIDOS

1
Se desconoce el paradero de más de tres millones de electores que el 2006 sufragaron por Chávez y el 2 de diciembre no comparecieron por las urnas.
2
Se rumora que una cifra importante de ellos fue desviada por la autopista de la desinformación mediática hacia el pantano de la confusión. Colaboraron en el despiste las autoridades de telecomunicaciones, que no impusieron correctivos legales. No impidieron el extravío los medios de servicio público, comunitarios o alternativos, encargados de la señalización del rumbo correcto, los cuales prefirieron informar que no era adecuado el que el adversario indicaba. Urge una Misión que rescate la aplicación de las leyes y otra que implante una política comunicacional efectiva.
3
Por las trochas del desabastecimiento se rumora que burda de electores cayó del camino real del entusiasmo al barranco de la desgana. El zanjón del acaparamiento impune se tragó a muchos que agotaron recursos y paciencia sin conseguir leche para sus niños. Cavaron la sepultura los buhoneros que iban a ser beneficiados con seguridad social por la Reforma y prefirieron hacer mercado negro con los productos subsidiados. Rellenaron la fosa las autoridades encargadas de castigar la especulación para proteger al consumidor, que más bien protegieron la especulación para castigar al consumidor. Para rescatarlos se precisa una política alimentaria que ponga a dieta los monopolios del hambre.
4
Se sospecha que nutrido contingente de electores quedó extraviado en los laberintos de una burocracia inexpugnable. Sin control del gasto no se cumplen metas. La abstención resultó de una administración que se abstuvo de producir resultados. Si el Estado no favoreció la Reforma, hay que favorecer la Reforma del Estado.
5
Observadores reportan numerosos electores retenidos en el callejón de la inseguridad. Salir de casa no es fácil cuando no se sabe si se va a regresar a ella. Cuando el malandro anda libre el honrado está preso. El callejón de la inseguridad desemboca por la complicidad policíaca y la corrupción judicial en la autopista de la impunidad, una de las arterias de más alta circulación del país, donde siempre circulan en todas direcciones sin respetar fiscales ni señales ni límites de velocidad ni de carga capitales lavados, golpistas, promotores de casinos, diputados, traficantes de divisas, , propietarios de medios, paracos, cobradores de vacuna, traficantes de drogas, cobradores de comisiones, traficantes de influencias, inversionistas, fariseos, gestores de pasaportes, sicarios, plagiarios de guiones, corruptores de menores y privatizadores de las aguas. Hasta que tales conductas no tengan consecuencias, no tiene el abstencionista que valorar las consecuencias de su conducta.
6
Sostienen moralistas que más de un elector potencial tropezó en las piedras del mal ejemplo, que abundan. Numerosos votantes juzgaron que no podía conducir al socialismo un camino empedrado con garitos, camionetas hummer, becas para operarse las lolas, maletines con dólares, botellas de whisky de 18 años y demás signos ostentosos de riqueza no trabajada. Harían bien prendiéndoles candela, a ver si dan luz al sendero, en mis noches sin fortuna, iluminando mi cielo, como un rayito claro de luna.
7
Afirman estrategas que los partidos son los ejércitos de la política, y que no se entra en batalla tras disolver el que se tiene y antes de reunir el que se espera tener. Urge reclutar uno indisoluble.
8
Sostienen pensadores que la ideología es el cerebro del cuerpo político, y que sin cerebro claro no hay actos precisos.
9
Añaden Casandras agoreras que gran contingente de votantes se extravió en el desierto del rechazo al socialismo. No debe ser así, pues ningún abstencionista ha sido localizado tratando de pagar por la educación o el cuidado de la salud gratuitos; reclamando cancelar el verdadero precio de los alimentos subsidiados o intentando satisfacer intereses indexados, como deberían hacerlo si en verdad aborrecieran las medidas socialistas. Nadie ha visto empresario intentando devolver créditos blandos, latifundista pagando préstamos agrarios condonados, sifrino restituyendo automóvil popular, motorizado rechazando moto comprada con crédito solidario y mucho menos sin techo rehusando recibir vivienda adjudicada. Tampoco se ha descubierto papi retirando a su hijito de universidad pública porque le impiden pagar matrícula, ni titulares de concesiones del espacio radioeléctrico otorgadas gratuitamente por la República devolviendo sus licencias. El voto contra el socialismo expresado mediante estos instrumentos sinceros fue fijado estadísticamente en la cifra de 0,0%, con error probable de 0.
10
El colegio de Siquiatras, Sicólogos y Sicoanalistas certifica que numerosos electores potenciales quedaron atrapados en el tremedal del masoquismo, que cuenta con víctimas innumerables. Entre ellas se cuentan todos los trabajadores que ahora están obligados a trabajar dos horas diarias más por no haber votado por la jornada de seis horas; los jóvenes que tendrán que esperar hasta la desesperanza porque sus colegas no se movilizaron para sufragar por el derecho al voto a los 16 años; todos los trabajadores sin patronos que carecerán de seguridad social por no haberse tomado la molestia de salir a votar por ella. Testigos presenciales dan fe de que las víctimas entonaban “Miénteme más, que me hace tu maldad feliz”, el himno de los viciosos del padecimiento y demás teleadictos. Por compasión cristiana se suplica no denunciar su paradero, por temor de la venganza de todos los demás enzanjonados por su culpa, por su culpa, por su grandísima culpa.
11
Si este elector se perdiere, como suele suceder, ruego a quien me lo encontrare, me lo sepa devolver. Y si no sabe mi nombre, aquí lo voy a poner: me llamo Poder del Pueblo, el verdadero Poder. http://www.luisbrittogarcia.blogspot.com

9 comentarios:

gxerman dijo...

Es muy facíl reconocer a una revolución: está hecha por revolucionarios y su primer/básico/vital producto es crear revolucionarios.
La producción de revolucionarios es vital, si no logra crearlos no es/será una revolución.
Hay personas que nacen y mueren creyéndose cristianos, cuando en realidad no son más que idólatras páganos. Esto es posible porque su "cristianismo" nunca es puesto a prueba.
Algo similar sucede con los "revolucionarios"; desgraciadamente para ellos están siendo puesto a prueba.

Rasmathor Molotov dijo...

Luis, muy serio tu escrito... muy serio, a pesar del humor muy bien colocado, expresas elementos sumamente importantes para la revolucion en esta epoca, pero bueno, eso tu lo sabes mucho mejor que yo, asi que no voy a seguir adulando. Pero el tema en realidad, mi pregunta, es que hacemos ahora, estoy 100% de acuerdo en todo lo que dices, pero, y que hacemos ahora? y no es precisamente la pregunta de alquien que necesita que le digan que tiene que hacer, sino todo lo contrario, se que hacer, y como trabajar por el pais, pero me choco con los muros infinitos de las instituciones burocraticas que no permiten que mis proyectos lleguen mas alla... Luis, como hacemos?, respondeme y cuenta conmigo para lo que haya que hacer.

RM

JRD dijo...

Te faltó una: la acertada táctica comunicacional del NO en los últimos doce días de campaña. Aquello de "Tranquilo, chavista indeciso: aquí no está en juego la presidencia de Chávez". Eso decidió a los muchos confundidos e inseguros. Esa luz me la deio el testimonio de mi vieja, un día antes de las eleciones. Escribí algo al respecto:

El "analista", el protagonista y la Historia: Homero, Aquiles y La Ilíada

De paso, gracias por poner en la red este blog. Será una buena vía para comunicarse con usted, profe.

Dare dijo...

!!!Que maravilla de articulo!!! Sr, Luis, felicitaciones y gracias infinitas, por poner a disposicion del pueblo, su talento, su capacidad de analisis y su amor por la revolucion.
Para mi, pichona escritora en aporrea; jeje, Usted es uno de mis mas fieles maestros a la hora de intentar plasmar en un papel, lo que trato de compartir con el pueblo.
Nuevamente, Gracias y felicitaciones.
Su amiga
Darella Osìo K.
Cagua-Aragua

elsoberanomanda dijo...

Pregúntase inquieto el elector confuso si la inacción del estado es su castigo.
Moléstase iracundo el elector positivo al recibir inmerecido regaño... y penalización.
Escóndese nervioso el dirigente junto al diputado de la asamblea monocroma: no responden al electorado, no le respondieron al Electo.
Y siguen perdidos el néctar vacuno, la justicia y la eficacia gubernamental, quizás ocultos tras la ignorancia encorbatada y bien calzada empeñada en no atinar.
Pero peor, sigue perdida la esperanza de que ese tronar en el horizonte no crezca a tormenta.
Porque si es así, despertará el poder popular al mando difuso y sangriento de José Tomás, y nos tocará luego de un largo luego ir a buscar la paz debajo del cadáver de esto que nos estamos ilusionando en construir.
Franco Munini.

Gxerman dijo...

Comentario al Comentario.

Lo que dice ElSoberanoManda (F. Munini) es profundo y cierto pero no cristalino. ¿Porqué disimular las verdades, en momentos cuando estamos urgidos de ellas?
La distancia más corta entre dos puntos (los hechos y su comprensión)debe ser una línea recta, no una espiral de aproximación infinita al centro.

fredycontreras dijo...

Genial. Humor, crítica, reflexión y análisis, todo junto en una excelente pieza. Es necesario avanzar mas en este tipo de valoraciones, que resultan agradables y profundas, para estimular el debate. Hay que decir las cosas y decirlas bien, sin prejuicios, sin veleidades, sin tapujos, pero de igual modo, con la convicción de saber que nos hace falta mucho, muchisimo para avanzar en la construcción delsistema político, necesario para todos los venzolanos; el Estado Democratico y Social de Derecho y de Justicia que prefigura a la Democracia Socialista Venezolana.

elsoberanomanda dijo...

Comentario al comentario al comentario: la verdad está allí, delante de nuestros ojos.
Podemos cubrirla con guirnaldas y pendones rociados de perfumes, podemos distraer la atención a otro horizonte: sabemos que está allí, y nos retorcerá las entrañas con escrúpulos mientras esperamos que la hedentina de la carroña domine finalmente nuestro olfato.
O podemos actuar ahora.
Es que el poder popular, igual que una invasión, no se decreta: estalla como una hola, invisible en el oceano hasta que llega a la cercanía de la costa.
Esto es lo que se nos pide a los revolucionarios: encauzar la ola para el bien común, pues sabemos que viene.
Franco Munini.

elsoberanomanda dijo...

¡Horror!
Se me coló una ache (¿será por muda?) y una ola se convirtió en saludo.
Justo aquí arriba.
Pasa en las mejores familias.
Franco, sonrojado por la autoinfligida afrenta al idioma y a la idea.