domingo, 14 de junio de 2009

ROMAN CHALBAUD Y LUIS BRITTO CULMINAN EPOPEYA CINEMATOGRÁFICA


No sorprenderá al espectador que Chalbaud asuma el pasado, como hasta ayer mismo nuestro presente, con la misma pasión, el mismo fuego originario que lo ha mantenido activo y orgánico en el cine venezolano. Felicidad sin quebraduras.
Tierra y hombres libres, epopeya de héroes y tumbas arrancada de nuestra historia libertaria, estremecimiento de nuestra alma colectiva. Película exigente y veraz, fulgurante, de impecable estructura y notable realización. Zamora y su gesta, entonces traicionada, es emblema, bandera de los oprimidos. Su imagen es visitación indeleble, asunción del coraje que noe exigen presente y porvenir en esta tierra protagónica por disposición de su pueblo.
EDMUNDO ARAY