martes, 20 de diciembre de 2016

LA PUGNA POR VENEZUELA EN LA FIL

ENTREVISTA A LUIS BRITTO GARCÍA  PARA PROCESO POR

En la reciente Feria del Libro de Guadalajara, la delegación de Venezuela se pronunció en favor del presidente Nicolás Maduro contra lo que considera una campaña “mediática” contra “el pueblo venezolano”. Este semanario entrevistó al respecto al escritor Luis Britto, quien reitera su defensa del régimen “bolivariano”, compara a Hugo Chávez con Fidel Castro y señala lo que a su juicio no funciona en la economía mixta de su país.
Mientras la prensa internacional informa sobre la situación precaria por la que atraviesan los habitantes de Venezuela, país gobernado por Nicolás Maduro, un grupo de intelectuales de ese país sudamericano considera que existe una “manipulación mediática y psicológica orquestada contra el pueblo venezolano”.
Los intelectuales venezolanos Luis Britto García, Vladimir Acosta, Daniela Saidman, Julio Escalona y Earle Herrera (los dos últimos, asesores del presidente Maduro) realizaron su pronunciamiento en la edición número 30 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, que se llevó a cabo del 26 de noviembre al pasado domingo 4.
Previamente, el Ministerio de Cultura de Venezuela emitió un comunicado de prensa y una invitación a los medios para entrevistar a uno de esos intelectuales. En el documento se dice:
“Venezuela, y en especial la Revolución Bolivariana, ha sido objeto predilecto de los ataques por parte de los grandes medios de comunicación internacionales, quienes enfilando sus baterías muestran un país irreal que sólo existe en los diarios, noticieros y televisoras. Una nación desolada, deprimida, al borde de la hecatombe suelen ser algunos de los calificativos utilizados por los medios de comunicación al referirse a la Patria de Bolívar.”
No obstante, los datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2015, realizada en Venezuela, muestra que 90% de sus pobladores dijeron que su alimentación empeoró en cantidad y calidad. Y un estudio realizado por Datanálisis, empresa dedicada a los estudios de mercado, reveló que 43% de los hogares sufre escasez de productos básicos.
Proceso Jalisco optó por entrevistar al respecto a Luis Britto García, narrador, historiador, dramaturgo y ensayista nacido en Caracas en 1940. En 2001 le fue otorgado el Premio Nacional de Literatura, máximo galardón oficial para los escritores venezolanos. Ha ganado tres veces el Premio Casa de las Américas y es autor de más de 60 libros, entre los que destaca El imperio contracultural, reeditado desde 1991 y que presentó de nuevo durante la reciente edición de la FIL.
Britto García, quien también es dibujante y guionista de cine, es abogado y en 2002 fue nombrado integrante del Consejo de Estado –órgano consultivo de Venezuela– por el fallecido expresidente Hugo Chávez. Sin embargo, aclara que el cargo “no implica remuneración ni estatus ni poder, es meramente honorífico”, y dice que desde su juventud es de izquierda, incluso militó en el Partido Comunista de Venezuela.
También ganador del premio Casa de las Américas, Britto ha sugerido e impulsado algunas propuestas que fueron aceptadas por el gobierno, entre ellas la salida de Venezuela de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en 2013.
–Se planteó en un comunicado de prensa que la razón de su visita a la FIL era desmentir las versiones mediáticas sobre Venezuela…
–En Venezuela hay un centenar de periódicos (…) La inmensa mayoría son opositores furibundos, rabiosos, y con las televisoras es la misma situación. La campaña de mentiras contra Venezuela es descomunal, opera en el plano internacional a través de los monopolios de la información.
Britto García aclara que la economía venezolana es mixta (capitalista-socialista) y por lo tanto hay una gran cantidad de medios privados que se expresan “como se les da la gana, incluso a veces abusando de la libertad, pero no se toma ninguna medida contra ellos”.
–¿De quién provienen estos ataques? ¿Quién tiene mayor injerencia en estos medios “controlados”?
–El capital privado es infinitamente hostil al bolivarianismo porque le ha restado algo de poder. Sin embargo, las empresas privadas mantienen a los medios de comunicación a través de su publicidad, entonces esos medios siguen las orientaciones de quien les paga su existencia. (…) Se dice que no hay libertad de expresión y todos los días salen páginas completas llamando a derrocar al gobierno por la fuerza, sin que suceda nada.
–Según su punto de vista, ¿cuál es la situación actual de Venezuela?
–En 16 años el bolivarianismo ha transformado totalmente a Venezuela. Más de 64% de todo el ingreso se dedica a educación, salud y vivienda para saldar la deuda social. La pobreza se encontraba encima de 40% y ha disminuido a menos de 24%, la pobreza crítica de 16% a 4%. Además, uno de cada tres venezolanos está estudiando y uno de cada nueve en educación superior.
“…Se han creado 16 nuevas universidades, antes no había suficientes porque somos un país de 30 millones de personas. La expectativa de vida subió en dos años y la talla promedio en dos centímetros, (…) Venezuela está entre los cinco grandes países lectores en América Latina (…). El PIB se ha triplicado y el desempleo ha disminuido hasta sólo 6%.”
Al plantearle las cifras de las encuestas que ofrecen un panorama contrario, Britto García argumenta que todo es culpa de los oligopolios que suministran alimentos y bienes básicos a Venezuela:
“Controlan la oferta… Cada vez que viene una confrontación política hay un pico de escasez… Esconden los bienes y los dosifican para crear incomodidad.”
Por otra parte, acusa al “contrabando de extracción” (bienes subsidiados por el gobierno que son sacados del país para venderlos en la frontera a precios superiores), como una estrategia de la oposición para crear escasez, descontento en la población y ganar adeptos. “Hay una guerra económica contra Venezuela”, dice, y menciona que las personas que muestran los medios de comunicación cruzando la frontera son contrabandistas de alimentos.
–¿A qué responde esta guerra económica? –inquiere el reportero.
–Tenemos la quinta parte de las reservas de hidrocarburos del mundo; somos un país decisivo en un mundo que depende de las energías fósiles. Venezuela tiene reservas de oro suficientes para colmar el PIB de Alemania durante 30 años (…) y podrían servir de base para un signo monetario que desbancara al dólar. Somos un botín muy codiciado por el imperio. Por menos que eso se han declarado guerras y, de hecho, tenemos una: la guerra económica.
Además, Britto García acusa a la oposición de tomar partido por la “hegemonía de Estados Unidos”, sin tomar en cuenta que China es la primera potencia mundial, con la cual Venezuela tiene muy buenas relaciones, lo que –asegura– la ha mantenido a salvo de ataques militares.
Esto, porque si bien admite que su país no podría hacer frente a Estados Unidos en el terreno militar, sí lo hace mediante “el ejemplo y la autonomía. Decir que un país latinoamericano es soberano ya es un enfrentamiento con Estados Unidos y éstos lo entienden como tal; de ahí sus políticas agresivas”.
Fidel y Trump
En la entrevista se aborda también el reciente fallecimiento del dirigente cubano Fidel Castro, ocurrido el pasado 25 de noviembre, y la postura de Venezuela ante el suceso, ya que los gobiernos de ambas naciones han mantenido por años una relación estrecha.
–¿Cómo será América sin Fidel Castro?
–Fidel fue el inspirador de una generación, no sólo de Venezuela, de toda América y el mundo. Gran parte de las contraculturas en Estados Unidos y en Europa estallan bajo el ejemplo de la revolución cubana (…) cuando parecía que las revoluciones habían muerto. Fidel tuvo el inmenso tino de separarse del poder y quedó como influencia ideológica (…) para que hubiera esa América Latina sin Fidel. Esté Fidel vivo o muerto, hay un ejemplo. Esperemos que suceda lo mismo con Chávez.
Resalta que ambos líderes dejaron tareas pendientes, como culminar “la integración latinoamericana, revolución e integración”, lo cual, desde su perspectiva, es viable debido a los parecidos étnicos, religiosos y de leguaje. Al respecto, cita la llamada carta de Jamaica escrita por Simón Bolívar en 1815: “No somos españoles ni indios, somos un pequeño género humano”.
En cuanto a la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, considera que en ese país no hay diferencia sustancial entre demócratas y republicanos, ya que ambos son “igual de agresivos”.
“Un personaje como Hillary Clinton (prosigue), que saltó de alegría cuando lincharon a Gadafi, estaría deseosa de hacer lo mismo si linchan a nuestro presidente (Maduro).”
Al preguntársele cómo afecta a Venezuela su expulsión, anunciada el pasado 2 de diciembre, del tratado del Mercado Común del Sur (Mercosur), integrado por Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia (en proceso de adhesión), el escritor contesta:
“Afectará al Mercosur. Venezuela es una fuente de hidrocarburos extraordinaria para esos países, los cuales en su mayoría no tienen grandes ingresos de hidrocarburos. Además, Venezuela representa posibilidades de venta para el Mercosur (…) que a veces no encuentra salida en el mercado europeo.”
Britto García le atribuye ese acto, al menos en parte, a la oposición antichavista, que en sus palabras “siempre está dispuesta a favorecer cualquier cosa que perjudique a Venezuela”. E ilustra lo que a su juicio falla en la economía de su país: “Un granjero decide hacer un gallinero mixto: la mitad son gallinas y la mitad son zorros. A la semana los zorros se han comido a las gallinas y al granjero”.
En relación con su libro El imperio contracultural, que presentó en la FIL Guadalajara, resume que trata “sobre la floración de culturas y utopías que hubo en el mundo en los años sesenta y setenta, cómo ese conjunto de utopías parecían tener la revolución y la felicidad al alcance de la mano y cómo el imperio pervirtió esas contraculturas, las banalizó, las comercializó hasta terminar derrotándolas”.