miércoles, 27 de julio de 2016

ABRAPALABRA PARA VIVAS SANTANA

Abrapalabra para Vivas Santana


Desde hace bastante tiempo, Chávez vivo, inclusive, Javier Antonio Vivas Santana viene escribiendo artículos de opinión en Aporrea que marcan distancia con el chavismo. Para ello goza de plena libertad, como cualquier venezolano que entendiéndose en un principio con el mensaje del comandante Chávez, con el paso del tiempo empiece a ver diferencias con ese mensaje. Nada condenable este cambio, pues es parte de la libertad individual, de la dinámica de la sociedad y del camino al socialismo, que a fin de cuentas deja en el camino a muchos. Me luce un acto de intolerancia calificarlo de traidor o saltatalanquera. Por eso en alguna oportunidad escribí en este portal pidiendo tolerancia ante opiniones escritas por este compatriota. Con el contenido de muchos de sus artículos he tenido diferencias, varios de ellos válidos para abrir un debate. Digamos que me causó no sé si pena ajena o qué sé yo cuando escribió criticando la "Z" del programa Zurda Conducta, pues este espacio televisivo da pie a muchas críticas, así que resulta una tontería liarse en un rollo por el tema de la "K". Lo mejor de la academia es que uno se la puede pasar por las taparas. En oportunidades Vivas Santana deja ver su anticomunismo. A veces, como corresponde a todo anticomunismo, en términos enfermizos frente a la Cuba Socialista.
En esta oportunidad me motiva a escribir el desconocimiento expuesto por Vivas Santana de la figura de Luis Britto García, aunque también en sus dardos apunte a nuestro poeta margariteño Gustavo Pereira. Lo primero es que para disparar contra un creador tan imaginativo, irreverente y talentoso como el autor de la extraordinaria novela "Abrapalabra" (cuyo título tomo prestado para adornar este artćulo), resulta espantoso aparecerse como un Marqués de la Comilla en un intento de inútil erudición.
Se dice que el escritor Domingo Faustino Sarmiento fue el primero en decir "la ignorancia es atrevida", no sé si será así, no soy lector de Faustino, pero valga la frase para el amigo Vivas Santana, pues sólo la ignorancia de lo que es la vida, militancia y carrera literaria de Luis Britto García puede poner en duda la entereza moral y ética del dos veces ganador del Premio Casa de las Américas, galardones obtenidos cuando este país era gobernado por AD y Copei, y los medios le negaban a los lectores esta información. Empiezo por recomendarle a Vivas Santana la lectura de la novela "Abrapalabra", seguro que al llevar tres páginas leídas sentirá vergüenza de su temita con la "K" de Zurda Conducta y otras remilgos expuestos en el uso del lenguaje.
Se refiere Vivas Santana al modo de vida de Luis Britto García. No sé dónde y cómo vive el autor de "Rajatabla"; pero debe hacerlo como corresponde a un Doctor en Derecho, brillante estudiante y profesional, que ha ejercido su carrera y que se ha ayudado con los premios literarios obtenidos y su reconocimieto internacional. Nada le debe en este terreno a la Revolución Bolivariana. Su desprendimiento ha sido tal que fue el primer Presidente del CONAC (no existía el Ministerio de Cultura) nombrado por Chávez. No duró 48 horas en el cargo. En la primera reunión con la directiva de esta institución, donde varios de sus integrantes reclamaron "cuotas de poder", Luis Britto, indignado, dejó el cargo y se fue a bucear (una respetable afición) en una playa de Anzoátegui.
Para el proceso bolivariano Luis Britto García ha sido una piedrita en el zapato, nunca una perita dulce. Combatió con artículos, foros, conversatorios, declaraciones la idea de varios parlamentarios chavistas de otorgarle algunas facultades a los gobernadores, las cuales atentaban contra el sentido de unidad de una república. Lo hizo hasta convencer a Chávez, pese a que los propios medios públicos le cerraban el paso. Combate a altos funcionarios que firman convenios donde someten la soberanía del país a decisiones de tribunales extranjeros. Ha combatido permanentemente la burocracia, la tragedia de los trámites y otras perversiones administrativas del gobierno chavista, de allí nació el uso del término "matavotos". Ha sido mordaz con el uso de los rimbombantes nombres de comandos y otras guarandingas, que se quedan en el títuo . Ha criticado al gobierno por la firma de tratados con "doble tributación". A Conatel lo ha desnudado en sus desaciertos. Con la aparición del PSUV escribió: "El proceso bolivariano es único en la Historia por su incesante constitución y desmantelamiento de los aparatos que le agenciaron el triunfo. Disolvió el MBR200, desbandó los Círculos Bolivarianos, licenció las Unidades de Batalla Electoral y mandó a romper filas al MVR en aras de la futura integración del PSUV". Cuestionó que en la reforma pasaramos de 33 a 69 artículos reformables. En tiempos de una Asamblea Nacional chavista casi por unanimidad, denunció se perdiese el tiempo en leyes que no sentaban las bases para el socialismo. En tiempos de Chávez fue uno de los acusados de atacar el líder del proceso bolivariano, en un evento donde se deshuesó la revolución bolivariana. La acusación vino de parte de los más íntimos del Comandante, incluyendo al Canciller de la época, Nicolás Maduro. Siguen muchas referencias al espíritu crítico, combativo y revolucionario de Luis Britto.
Recomiendo a Vivas Santana la lectura de los artículos de Luis Britto García para que se recree con una crítica mordaz, inteligente, a los errores de este proceso. Son implacables. Puede empezar por "Color de hormiga" y "Tarifas".
Algo está claro, Luis Britto viene haciendo críticas desde la revolución, nunca en contra de ella. Por eso la defiende, es el papel que le corresponde a un escritor revolucionario: disentir de las formas, no del fondo: el socialismo. Tiene claro el concepto de lucha de clases: nunca el país en manos de los empresarios.
Valga la misma referencia para Gustavo Pereira.
Al compatriota Vivas Santana le sale más literatura, más poesía; menos comillas eruditas.