martes, 15 de diciembre de 2015

HABLA EL CONSEJO DE ESTADO, EN BOCA DE LUIS BRITTO GARCÍA

 Domingo, 13 de Diciembre del 2015
POR: HECTOR BÁIZ 




Habla el Consejo de Estado, en boca de Luis Britto García / Aporrea /

Toda la reacción de rechazo expresada en unas elecciones bolsiclonas, pero muy elocuentes, está siendo recuperada por el gobierno en favor suyo mediante unas demagógicas “asambleas permanentes” de autocríticas.  Más de lo  mismo. ¿Quién puede criticar al gobierno, que no seaMaduro? Y ¿Cómo? ¿Si él piensa que no hubo errores políticos, sino: “guerra económica”, y un pueblo desleal y mal agradecido?



La verdad  es que cansa escuchar las mis excusas y tener que ver televisada la misma manipulación de las masas. Así como enviaron un grupo de sabotaje y de choque a la rueda de prensa de Giordani y Navarro, ahora se inventan a unos “asambleístas” que están para frenar la crítica y la discusión política en los entes del Estado. Amedrentando, frenando el entusiasmo de la crítica; el ímpetu de la crítica, y de los que tienen otra opinión distinta a la del gobierno. Que son todos (y más) de los que NO votaron por los candidatos impuestos (digamos que “diseñados”) por el gobierno y la dirección del PSUV.

No se trata de Navarro y Giordani nada más, somos más. Somos todos los que estamos buscando un espacio para dar nuestra opinión. Cada uno de esos grupos de manifestante que ahora están arengando consignas en favor de la revolución y de Maduro y que vemos en televisión; repitiendo como un catecismo las palabras y frases de Maduro, son “puestas en escenas”; los que ahí aparecen se prestan al jueguito de esquiroles;  hacen de apaga fuego.  En fin, hacen de funcionarios obedientes pero  con espíritu mercenario. 

Pero hay mucha gente que quisiera preguntar, y que le respondieran ¿Por qué hay tanta gente no votó; o votó, pero que no acepta que, ni el partido y ni el gobierno, eludan sus responsabilidades?

Luis Britto García

¿Qué tendrían que decir el Presidente, Cilia, el vice Arreaga, Deosdado, de las recomendaciones que le hace a las fuerzas progresistas Luis Britto García, miembro consultor del Consejo de Estado".. ¿Se convertirá en el próximo traidor? No es posible que en el alto gobierno no hayan leído su último artículo “Por ahora”  donde ofrece un decálogo de lo que se debería hacer del lado de quienes gobiernan a las fuerzas progresistas, como las llama Britto García. No es posible que se hagan los musius; que no lean ni entiendan ese lenguaje.

Yo sé que resulta inútil, pero se los voy a recordar. Dijo Luis Britto:

“Antes que preguntarnos qué planea la derecha, resolvamos qué deben hacer  las fuerzas progresistas.  Primero  que todo: ejercer el derecho de veto presidencial contra leyes que destruyan derechos sociales o instituciones indispensables para la soberanía.  Segundo : terminar con  la impunidad de corruptos, acaparadores, especuladores y contrabandistas de extracción, sancionándolos en forma ejemplar e implacable, para probar al electorado que se abstuvo, que no hay complicidad entre  esos delincuentes y el gobierno.  Tercero , reformar el aparato comunicacional que está en su poder para explicar de manera eficaz al pueblo el verdadero sentido y las ventajas del socialismo, y hacerle patente lo que el neoliberalismo le arrebatará.  Cuarto , poner en pie de lucha movimientos sociales, sindicatos y otras organizaciones contra la venidera arremetida neoliberal, que se traducirá en despidos masivos, retiro de derechos laborales y de pensiones.  Quinto , hacer valer la disposición constitucional que pauta que las conquistas sociales son irreversibles.  Sexto , extremar las medidas policiales y de seguridad contra el paramilitarismo, que ya se perfila como el brazo armado del neoliberalismo.  Séptimo , iniciar una profunda reestructuración del Partido Socialista Unido deVenezuela y de otras organizaciones del Polo Patriótico, para corregir fallas, ineficiencias, burocratismos y usos ventajistas del poder.  Octavo , desechar radicalmente la idea de pactos o componendas “pragmáticas” con el empresariado y la derecha, en vista de  los resultados catastróficos  de la convivencia hasta ahora aplicada.  Noveno , reforzar la formación ideológica de los militantes, y la del pueblo en general.  Décimo : predicar con  el más convincente de los argumentos: el ejemplo”. Luis Britto García en:  Por Ahora

Nada es nada que no haya dicho alguien ya, de todos los que hemos escrito CRITICANDO las pifias del gobierno de Maduro. Y sólo porque es él nuestra única esperanza. Nada que no haya sido dicho con la intención de provocar una rectificación política minuciosa, concienzuda.

¡Qué nos importa a nosotros hablarle a la derecha!, son los enemigos, y ellos solo recibirán de nosotros desprecio. Nuestra tarea es alertar a los nuestros, no mear sobre mojado con respecto a lo que casi todos sabemos que es capaz de hacer la derecha reaccionaria, capitalista,  fascista, ladrona, representada en unos supuestos “empresarios”, en una seudo-burguesía mercenaria e inclemente, para acabar con todo lo que huela a socialismo y con el pueblo humilde.

¿Será que no hay inteligencia, imaginación, fuerza que actúe en favor de la revolución socialista? Es eso lo que tememos por aquí, por este lado, una desolación moral.

Que ya no haya en el gobierno, en el alto gobierno, un solo socialista, un marxista (o que así se considere); que no haya alguien que no tema a reconocer una derrota y discutir el tema en la teoría, desde el estudio de estos principios, que tanto le costaría, a fuerza de conciencia revolucionaria, a Chávez consolidar en su última idea de socialismo, resumida en el Plan de la Patria (el verdadero, no la Ley, ni la reescrita por tecnócratas y prologada por Jorge Rodríguez), eso es un terreno político y moral desolado.

¿Cuál es el miedo a la crítica de altura, teórica, verdaderamente política?

De la repuesta a esta conminación se sabrá qué tiene o qué le quedará de revolución a las decisiones posteriores del gobierno. Hasta ahora solo hay reacciones espasmódicas, chorros de aguas apaga fuegos, tacticismos, jugadas desesperadas en un ajedrez contra reloj. Pero pronto deberá tomar, definir, una posición política definitiva. Ojalá que cuando lo haga no sea tan tarde.

Mucho más allá de las invitaciones al diálogo, el gobierno, los sectores progresistas (que llama Britto García) deben definir una posición política clara; definir su estrategia. Solo con una declaración de principios, de un compromiso estratégico se podrían realizar los diálogos propuestos, vistas a una solución definitiva. Y esto, en razón de salir de este estado inerte. Que el diálogo decida la claudicación al capitalismo o continuar la lucha por el socialismo verdadero.

Un diálogo para falsificar la teoría revolucionaria, las ideas de Chávez, al socialismo, sería la peor villanía.  Una traición lesa revolución y contra la memoria de Chávez y el chavismos.

hecto.baiz@gmail.com



Con Información de Aporrea