viernes, 10 de abril de 2015

DIEZ MILLONES


Un solo dedo apunta muerte al corazón del mundo.
Diez millones de manos firmamos el indulto de  vida.
Diez millones de corazones somos un solo latido.
Diez millones de manos somos un único puño.
Treinta millones de seres elegimos vivir.
Treinta  millones de voces cantamos el huracán del amor.

Nosotros, los abajo firmantes.
Nacidos libres y determinados a vivir en libertad.
Nacidos iguales y comprometidos a convivir en igualdad.
Engendrados independientes y por siempre soberanos.
Demócratas por elección.
Nacidos humanos y decididos a crecer en humanidad.

Nosotros, ciudadanos de la Nación donde uno de cada tres compatriotas estudia.
Sostenemos que el saber no intimida.
Nosotros, patriotas de la Patria con menor desigualdad en América Latina.
Sabemos que la igualdad hermana.
Nosotros, habitantes de uno de los cinco países más felices del mundo.
Afirmamos que la felicidad no amenaza.
Nosotros, treinta millones de enamorados de la vida.
Queremos ser abuelos y abuelas y no blancos en un polígono de tiro.

Presidente, nadie te ha elegido verdugo.
Mandatario, cierra  la puerta del holocausto.
Presidente, deroga la muerte.
Mandatario, detén la destrucción.
Presidente, paraliza el gatillo de la hecatombe.
Mandatario, asegura para el mal el descanso eterno.
Presidente, rasga la Partida de Defunción.
Presidente, anula el Decreto.
Presidente, permite que tantos centenares de millones seamos invadidos por la Paz.
Que así sea.
Que así es.
Que así será para siempre.