domingo, 19 de diciembre de 2010

EL ESCRITOR LUIS BRITTO GARCIA GANÓ EL PREMIO ALBA DE LAS LETRAS 2010


"Revertir medio milenio de discriminación sería un milagro”
Entrevista de Mildred Pineda publicada en el diario LA VOZ
12-12-2010, p.7.
A través de su obra, el historiador y literato identifica a la pobreza como un mal heredado desde la Conquista, por las desigualdades sociales, pero apuesta por los esfuerzos del actual gobierno por disminuirla y erradicarla

1) ¿Qué significa este Premio para usted, en su carrera literaria y para las letras en Venezuela?
-Para mí, el gusto de encontrarme en un grupo en el cual están, entre otros, Mario Benedetti, el arquitecto Niemeyer, el teólogo Frei Beto, el cineasta Jorge Sanjinés, el cantautor Silvio Rodríguez. Es un reto para superarme. Sobre la significación para las letras de Venezuela, esperemos a que otros se pronuncien.

2) El galardón le fue conferido por el conjunto de su obra. Sabemos que cada libro es un hijo, una creación, pero si tuviera que recomendarnos “Los tres imprescindibles” de Britto García. ¿Qué nos diría?
-Rajatabla, Abrapalabra, La orgía Imaginaria. Y como los tres mosqueteros son siempre cuatro, añadiría Pirata, compendio de toda una vida de exploración marina y submarina.

3) ¿Qué temas refleja su literatura, hoy?
-Estoy trabajando hace décadas en una visión de la integración de la cultura en Venezuela. También, sobre la Identidad del Venezolano. Tengo ya listo otro libro sobre la última etapa del filibusterismo, Los piratas libertarios. Avanzo en una novela sobre la Inteligencia Artificial, y en un proyecto de relatos ultra cortos. Concluyo el segundo tomo de mi estudio sobre El Pensamiento del Libertador. Hace un año entregué a Román Chalbaud un guión sobre Cipriano Castro y el bloqueo de Inglaterra, Alemania e Italia contra Venezuela, proyecto que todavía espera los recursos indispensables.

4) ¿Hay algún género en el que sienta más cómodo escribiendo: Narrativa, Ensayo, Guión de Cine, Dramaturgia?
-Siempre he detestado la división en géneros, porque meten a la creación en compartimientos en la misma forma en que la sociedad divide a los seres humanos en clases. El acto creativo en las sociedades originarias era total, una ceremonia social que abarcaba la danza, la vestimenta, el decorado, la poesía, la música y la arquitectura. Trato de recobrar algo de esa totalidad tratando un tema desde la perspectiva de diversos géneros. Al mismo tiempo, violo las reglas de todos y cada uno de los que practico. Mi novela Pirata, por ejemplo, es la versión ficcional de dos obras de investigación histórica, Demonios del Mar y Señores del Caribe: indígenas, conquistadores y piratas en el mar colonial. Pensé escribir un tratado sobre las Utopías, pero disfruté muchísimo más dándoles un tratamiento narrativo a utopistas y utopías en La orgía imaginaria. Lo más desesperante en el trabajo alienado es estar obligado a hacer siempre lo mismo; trato de estar lo menos alienado posible variando constantemente de género, desde la narrativa hasta el guión cinematográfico, desde el teatro hasta el análisis del discurso e incluso el periodismo de opinión y la caricatura y el cómic y la ópera. Disfruto enormemente escribiendo narrativa; también escribo
poesía pero no he publicado una línea. A excepción de El Tirano Aguirre o la conquista del Dorado y de La ópera salsa: Dámela con masa, que están escritas en verso.

5) ¿Se está leyendo más en Venezuela?
-Creo que sí. La victoria sobre el analfabetismo funcional se debe convertir en sepultura del analfabetismo literario. Sin embargo, el público lector es todavía reducido, y no es tarea fácil construir una red de distribución que facilite disponer de los libros. Pero hay que reconocer que se editan muchísimos, y a precios solidarios. También se están habilitando redes informáticas. Muchos de mis libros están en Internet, y desde la semana pasada estoy publicando una selección de
mi obra literaria en http://luisbrittogarcia.blogspot.com y en
http://luisbritto.Wordpress.com. El amigo Romain Vallée traduce estos textos al francés en http://luisbrittogarcia-fr.blogspot.com. Veremos si alguna editorial emprende la republicación de mis obras agotadas, que son la mayoría de mis 65 títulos.

6) En su actividad literaria y periodística, algunos lo ubican como un intelectual comprometido. ¿Con qué se compromete hoy?
-Todo intelectual está comprometido; pasa que algunos tienen
vergüenza de confesar lo que apoyan. Hemos visto a quienes ayer se decían habitantes de la torre de marfil desfilar para imponer una dictadura patronal fascista. Yo no estoy comprometido ni con hombres ni con partidos, sino con un ideario. Apoyo con todas mis fuerzas a quienes avanzan hacia el socialismo y el humanismo. Disiento de quienes predican la discriminación racial, económica y social. Siempre he dicho que la ideología es independiente del talento, pero el talento no convierte en verdad una mentira.

7) Se dice que la literatura es un placer, pero también un oficio duro porque requiere disciplina. ¿Ésta es una cualidad básica para este arte?
-Los escritores dicen que sufren mucho escribiendo, pero no explican por qué siguen haciéndolo. Crear es el mayor placer, bien sea crear obra u otros seres humanos. Eso no se hace sin esfuerzo, sin empeño, sin constancia. Picasso dijo que no sabía si la inspiración existía, pero que cuando llegara tenía que encontrarlo trabajando. En mi caso, ha sido una doble jornada. El abogado y profesor Luis Britto ha tenido que trabajar mucho para mantener al escritor Luis Britto, y en eso sigue.

8) Con los nuevos aparatos comunicacionales del Estado y del sector privado. ¿La información cultural es noticia?
-La cultura y la información cultural son primordiales, pero veo que ocupan un lugar modesto dentro de los aparatos comunicacionales. Desaparecieron la mayoría de los suplementos culturales y papeles literarios del sector privado, el cual sin embargo domina aproximadamente el noventa de los medios de comunicación de todo tipo. El Estado tiene varias publicaciones culturales que circulan encartadas en órganos periodísticos todavía de circulación minoritaria, un programa televisivo y ahora, una incipiente revista bibliográfica. Su debilidad fundamental es que no ha logrado articular redes de distribución masiva. La distribución de la prensa depende de
una compleja articulación de intereses privados que no desean para nada la competencia estatal. Igual sucede con las librerías privadas. El camino hacia un público lector y partícipe de la cultura es arduo. Creo que la alfabetización masiva ha abierto una autopista para recorrerlo.

9) Usted es un conocedor de la realidad del país. ¿Cómo está Venezuela al cierre de 2010? (en lo político y económico)
-Durante más de una década se ha mantenido la democracia, con niveles de libertad sin precedentes en Venezuela. La pobreza extrema baja de 42,5% en 1995 a 9,4% en 2007, y la relativa de 50,4% a 33,7%; la esperanza de vida asciende a 73,18 años, somos el país con menor índice de desigualdad en la América Latina capitalista, y el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, que en 1998 nos situaba en 0,691, para 2007 nos eleva al Rango Alto de Desarrollo Humano con
0,878. Las Misiones han alfabetizado, curado y alimentado a inmensos contingentes de venezolanos. La crisis del capitalismo golpea nuestro sistema mixto, pero con muchísima menor intensidad que a otros países.

10) En los últimos días, muchas personas han perdido sus viviendas por las inundaciones. Esto demuestra que la pobreza sigue pendiente. ¿Este flagelo tendrá arreglo dentro del Socialismo?
-La pérdida de viviendas por las inundaciones no es en sí misma una prueba de la pobreza: en el deslave de Vargas desaparecieron muchas mansiones. También muchas personas de ingresos medianos perdieron las esperanzas de tener vivienda por causa de otra catástrofe muy distinta, la rapacidad delincuencial de los financistas a quienes entregaron sus ahorros. Pero la pobreza que hemos heredado de un orden
que desde la Conquista está basado en la desigualdad todavía persiste en parte. Revertir en diez años el resultado de medio milenio de discriminación sería un milagro. Pero según las cifras que te cité, la reducción de la pobreza ha sido drástica, y esperemos que desaparezca.